Fuerte tormenta invernal deja lluvia de críticas a ciudad NY

This photo provided by Ava Friedlander on Friday, Nov. 16, 2018, shows MTA commuters crowding a Times Square subway station during Thursday's snowstorm in New York. The first snowstorm of the season gave way to rain and high winds, forcing substantial commuter delays. (Ava Friedlander via AP)
This photo provided by Ava Friedlander on Friday, Nov. 16, 2018, shows MTA commuters crowding a Times Square subway station during Thursday's snowstorm in New York. The first snowstorm of the season gave way to rain and high winds, forcing substantial commuter delays. (Ava Friedlander via AP)

La primera tormenta de nieve del año dejó fuertes críticas al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, por las miles de personas que quedaron atrapadas hasta por nueve horas en coches y autobuses, en carreteras y puentes paralizados, así como por usuarios varados en la principal estación de transporte de la ciudad.
El caos provocado por la tormenta de un día más grande ocurrida en 136 años causó además la desesperación de miles de padres al no saber dónde estaban sus hijos, de camino a casa con el autobús escolar. “El Concejo ejercerá su autoridad para sabe qué ocurrió y los neoyorquinos entiendan lo que pasó”, dijo ayer el presidente del organismo, Corey Johson, durante una conferencia de prensa, en la que respaldó el trabajo de la directora del Departamento de Mantenimiento de la ciudad, Kathryn García. “Hay muchas preguntas que tienen que ser contestadas”, afirmó.
Los distritos de El Bronx, Staten Island y el Alto Manhattan fueron los más afectados con la congestión de tránsito, según Johnson, quien destacó que tomó hasta nueve horas a un neoyorquino desplazarse entre El Bronx y el Alto Manhattan, comunidades vecinas. “Las agencias del Gobierno fallaron a todos los niveles”, aseguró el concejal Antonio Reynoso, presidente del Comité de Mantenimiento. “Necesitamos respuestas. Seis pulgadas de nieve no paralizan a la ciudad de Nueva York”, dijo en conferencia conjunta con Rodríguez y la asambleísta Carmen de la Rosa.