Advierte marchas y protestas buscan desestabilizar el gobierno de Danilo Medina

Luis de León.
Luis de León.

La Fuerza Boschista del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) llamó hoy a la dirigencia y militancia de la organización política y al pueblo en sentido general, a colocarse de pies ante la ola de huelgas, protestas y marchas de carácter político-electoral.

Insistió en que estas manifestaciones responden a un plan nacional e internacional para desestabilizar el gobierno que dirige el presidente de la República, Danilo Medina, y así crear un clima de confusión, anarquía y des- concertación en el país.

Luis de León, coordinador de dicho movimiento, alertó al pueblo en torno a que estos movimientos de marchas, protestas y huelgas que, a su juicio están apoyadas y orientadas por partidos políticos de oposición, sectores de la sociedad civil y sectores oscuros de la injerencia extranjera, no tienen el carácter reivindicativo que han manifiestan sus organizadores, “dizque de lucha contra la corrupción y la impunidad”, sino que su fin fundamental es político-electoral, para sacar al PLD del gobierno en el 2020.

Afirmó que dichas acciones responden al esquema internacional de movilizaciones políticas que se han realizado en Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, que buscan sacar del poder el partido de turno sin importarle el caos y la consecuencia que eso traiga para el país, “por lo que el partido y la nación en sentido general tienen que estar alerta para enfrentar estos despropósitos de dichos sectores enemigos del pueblo dominicano”.

De León, quien es miembro del Comité Central del PLD, exhortó a la alta dirigencia del PLD y a la militancia a fortalecer la unidad partidaria en virtud de que sus adversarios quieren darle “un palo acechado”, utilizando las diferencias de criterio entre el presidente Danilo Medina y el ex presidente y presidente del PLD, Leonel Fernández.

La Fuerza Boschista reiteró que desde la injerencia extrajera y determinados sectores locales existe un plan que tiene como propósito confrontar a los dos liderazgos principales del PLD, además de desacreditar el gobierno y el partido en estos dos años de gestión que restan de este gobierno, queriendo dividir al PLD para sacarlo del poder municipal, congresual y presidencial en las elecciones del 2020.


COMENTARIOS