FUTURO GARANTIZADO Vladimir Jr. lidera talentos jóvenes de RD

A1

Cuando los Azulejosde Toronto firmaron como amateur hace tres años al jovencito llamado Vladimir Guerrero Jr., todo el mundo sabía que tenía las herramientas de cumplir con el refrán aquel de que hijo de gato, caza ratón.

Lo que pocos podían imaginar es que el tercera base que hoy tiene apenas 19 años de edad, pudiera hacerlo tan rápido.

Guerrero Jr. ha escalado aceleradamente en los circuitos minoritarios de los Azulejos y actualmente en AA está demostrando que no hay forma de que el pitcheo de liga menor pueda detenerlo.

El muchacho que nació en Montreal, hijo del inmortal de Cooperstown de su mismo nombre, batea para .398, con cinco cuadrangulares y 35 remolcadas en apenas 25 partidos que ha jugado con la sucursal de la Liga del Este, donde registra porcentaje de embasarse de .453 y un slugging de .673.

Su actuación podría obligara los Azulejos a tomar una decisión con relación a si despiden al cubano Kendry Morales, que está arrastrando el bate como designado, para de esa manera mover a Josh Donaldson a dicho puesto y dejar a Guerrero Jr. en la esquina caliente del equipo grande.
En AA también, y matando la liga, se encuentra Eloy Jiménez, de los Medias
Blancas de Chicago. Jiménez ha jugado 18 partidos y tiene promedio de .324, con seis jonrones y 20 remolcadas, alcanzando base en un 35 por ciento de las oportunidades y con un slugging de .649.

De sus 24 hits, 12 son extrabases, incluyendo seis
dobles.
En cualquier momento,Jiménez también podríaconseguir su promoción a laGran Carpa.

Uno que ya logró el sueñode las mayores fue FranchyCordero, con los Padres deSan Diego, y quien no ha
decepcionado.

En 23 partidos como jardinero batea para 271, con seis cuadrangularesy 15 impulsadas, demostrando
que no es un tema de futuro sino de presente… ¡y de qué manera!
Algo parecido sucede en el mismo San Diego, pero con Franmil Reyes, en AAA. Reyes fue distinguido como Jugador de la Semana en la Liga de la Costa del Pacífico (PCL), luego de disparar ocho cuadrangulares en un tramo de cinco partidos, incluyendo tres juegos consecutivos de dos bambinazos.
Con El Paso Chihuahuas, sucursal Triple-A de los Padres, el jardinero terminó bateando .607 (28-17), alcanzó 44 bases, el mayor total en una década en la PCL, y remolcó 14, además de hilvanar una racha de
cuatro encuentros con tres imparables.

Tras su tórrida semana, Reyes batea .339 y ahora lidera todas las Ligas Menores con 13 cuadrangulares
y 34 impulsadas.
Es otro que en cualquier momento obligará a los Padres a subirlo a
las mayores.


COMENTARIOS