Gobierno GB exige a Oxfam aclarar escándalo en Haití

Mark Goldring, de Oxfam

El gobierno británico se reunirá este lunes con responsables de Oxfam tras las acusaciones de que responsables de la oenegé contrataron a jóvenes prostitutas en Haití en 2011, durante una misión humanitaria tras el terremoto que asoló el país en 2010.
La ministra de Desarrollo Internacional, Penny Mordaunt, anunció que se entrevistará el lunes con responsables de la ONG. “Si no transmiten todas las informaciones (que tienen sobre el caso), no trabajaré más con ellos”, advirtió este domingo, interrogada por la BBC. Según su presidente, Oxfam recibe “menos de 10% de su financiamiento total” por parte de la agencia británica encargada del desarrollo internacional.
A juicio de la ministra, Oxfam “definitivamente tomó la mala decisión” de omitir comunicar los detalles sobre la naturaleza de estas acusaciones a las autoridades y a la Comisión Caritativa, institución que controla a las organizaciones humanitarias. Oxfam, que es una confederación de organizaciones humanitarias con sede en Gran Bretaña, que emplea cerca de 5.000 trabajadores y tiene más de 23.000 voluntarios, asegura haber investigado este caso inmediatamente tras las primeras denuncias en 2011. Cuatro empleados fueron expulsados y otros tres dimitieron antes de que finalizara la investigación, indicó Oxfam. El presidente de Oxfam, Mark Goldring, dijo a la BBC radio 4, que “con perspectiva, hubiera preferido que aludiéramos al mal comportamiento de naturaleza sexual, pero creo que a nadie le interesó describir los detalles de este comportamiento, porque ello habría atraído una extrema atención sobre este asunto”, indicó.