Gobierno Venezuela dice pese al diálogo oposición llama violencia

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el Canciller dominicano Miguel Vargas.

Las negociaciones en busca de la paz en Venezuela se reanudan en medio de tensiones originadas por llamados a manifestaciones violentas, según ha expresado el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.
Luego de una primera ronda de negociación preparatoria, celebrada anoche, continúa en la mañana de hoy en el Centro de Convenciones de la Cancillería el diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolanos, con la mediación del presidente Danilo Medina y representantes diplomáticos de otras seis naciones.
La reunión fue dirigida por el canciller Miguel Vargas y se incorporará Medina a las conversaciones para, al igual que en las ocasiones anteriores, dirigir la mesa del diálogo junto al expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y los cancilleres de los países acompañantes.
La reunión preparatoria empezó a las 7:24 de la noche y concluyó a las 10:14, sin que ninguna de las partes ofreciera declaraciones a los medios de comunicación. Participaron del Gobierno Jorge y Delcy Rodríguez, ministro de Comunicación y presidenta de la Asamblea Constituyente, y Ray Chaderton.
En representación de la oposición estuvieron Vicente Díaz, Julio Borges y Enrique Márquez. Se recuerda que en el diálogo entre los representantes del Gobierno y la oposición venezolana se discutirán seis temas de la agenda previamente acordados en el pasado encuentro celebrado el 15 de diciembre pasado.
“Hemos recibido información, no solamente de organismos de inteligencia venezolanos, acerca de reagrupamiento de grupos violentos dirigidos por algunos de los partidos más violentos que hacen vida política en Venezuela. También es público y notorio las declaraciones que han venido haciendo algunos personeros de partidos como Voluntad Popular y Primero Justicia que están señalando volver al expediente de la violencia, de la tranca de calles y quemar personas vivas”, dijo Rodríguez a su llegada.
Alegó que a pesar de tener esas informaciones están enfocados en cumplir con el rol del Gobierno de garantizar la paz para Venezuela a través del diálogo con la oposición.
La oposición, aunque no emitió declaraciones en la Cancillería, previo utilizó las redes sociales para expresar que acudían al diálogo con desconfianza y “conscientes de la naturaleza del interlocutor que está enfrente”.
“Entre el primer encuentro y este tercero, el Gobierno de Maduro muestra una mala fe que es insensible a la crisis. No les importan los venezolanos ni solucionar la crisis, solo mantenerse en el poder”, precisó Luis Florido en su cuenta de Twitter.
Las conversaciones, iniciadas desde septiembre, cuentan con la participación de los países acompañantes del proceso, representados por sus cancilleres, así como del expresidente del Gobierno español Rodríguez Zapatero.
Chile y México son los países observadores del diálogo a instancias de la oposición, mientras que Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas son los invitados por el Gobierno de Nicolás Maduro.


COMENTARIOS