Grave error consentir militares empresarios

Ubi Rivas.

El presidente Danilo Medina ha incurrido en un grave error al consentir que militares evolucionen a empresarios autorizando que los institutos armados confeccionen ropas, mochilas y próximamente calzados.
Los medios de comunicación divulgaron el día cuatro del presente mes los detalles de la inauguración de una factoría de ropas, uniformes militares, en Bonao, administrada por el Ministerio de Defensa, con una inversión inicial de RD$35 millones.
El titular del MIDE, teniente general ERD Rubén Paulino Sem, en el discurso inaugural, con la presencia del presidente Medina, avanzó que otra factoría del MIDE será inaugurada en San Cristóbal, para confeccionar calzados para los institutos armados y la Policía Nacional.
Se espera la reacción del sector privado, el CONEP, Zonas Francas, Industriales de Herrera, industriales tradicionales, en relación al despunte de una competencia desleal, que repercutirá en la quiebra de no pocos, un año antes del pre electoral 2020.
Nada se informó de a quién se adjudicó el contrato para edificar las instalaciones de la factoría de ropas del MIDE, ni el titular de la cartera ni el presidente Medina se refirieron al impacto de la nueva cuestionable ocurrencia del titular del MIDE sobre el sector manufacturero de ropas.
Esta ocurrencia inelegante, retrotrae al suscrito y al país en relación a las famosas Cantinas Militares y Policiales que autorizó crear el Gobierno corrupto y criminal de El Triunvirato que presidió Donald Reid Cabral, y su impacto en el sector privado, uno de los factores que condujeron el estallido del 25 de abril de 1965.
En vez de ordenar con energía a los militares el resguardo de la frontera, franja de lucro para el enriquecimiento de los guardias, el presidente Medina les autoriza quebrar al sector privado de ropas y zapatos.
EL PLD no pega una.