Grupo paraliza Licey al Medio y parte Moca por agua y luz

Carlo Mera Durán lamentó que las autoridades enviaran agentes a

LICEY AL MEDIO, Santiago.- El comercio cerró sus puertas y el tránsito de vehículos fue prácticamente nulo ayer en apoyo al llamado a la protesta por 48 horas convocada ayer por el Frente Amplio de Lucha Juvenil Unida (Falju), en demanda de una serie de reivindicaciones sociales.
El paro, que incluyó la quema de neumáticos y la paralización de la docencia y la actividad comercial en Licey al Medio y la parte baja de Moca, es en reclamo del asfaltado de las calles, mejorar el servicio de agua potable y energía eléctrica.
También exigen la terminación de una escuela en el sector Los Paulinos y el asfaltado de 20 kilómetros.
Apoyo. En su primer día la huelga recibió el apoyo de los choferes, los comerciantes y los munícipes, mientras que equipos de acción rápida de la Policía, como los Swats, Los Topos y los Linces, acordonaron la zona de la protesta.

El vocero del Falju, Carlos Manuel Durán, condenó la presencia policial y militar, argumentando que el paro busca soluciones a los problemas de sus comunidades y no un enfrentamiento con las autoridades.
“En vez de las autoridades venir aquí para buscarle solución a nuestras demandas, lo que envían son a los agentes policiales para enfrentarnos y nosotros no queremos eso, solo pedimos que se nos resuelva problemática como los servicios de agua, luz y asfaltado de carretera”, afirmó.

Dijo que apenas reciben siete horas de agua potable en una semana, mientras que el servicio de energía eléctrica es pésimo. Afirmó que no se dejarán amedrentar por las amenazas y los ataques de la fuerza policial, ya que la lucha continuará por 48 horas.