Grupos “s epultan” cinco entidades del Estado

Los manifestantes recorrieron calles de la ciudad

San Francisco de Macorís. Grupos populares realizaron un entierro simbólico de la Justicia y de los ministerios de Salud, Educación, Obras Públicas y la Policía.

Los participantes vociferaban consignas en contra del Gobierno y sus funcionarios, pedían justicia para los asesinatos de un dirigente del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), ocurrida aquí a principio de agosto, y también exigían la ejecución de una serie de obras.
Cargando ataúdes con los nombres de las instituciones que sepultarían de manera simbólicamente, los manifestantes hacían hincapié en el encubrimiento del asesinato del dirigente Bladimir Lantigua Baldera, de la que acusan a miembros de la Policía y cuyos responsables todavía no han sido identificados.
La actividad de protesta fue organizada por el Falpo, la Unión de Juntas de Vecinos de la provincia Duarte, el Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel Hasbún, la Federación de Organizaciones Campesinas, entre otras.
El vocero nacional del Falpo, Raúl Monegro, dijo que el entierro popular forma parte de la lucha que v realizan en demanda de que las autoridades cumplan con los reclamos de la comunidad, entre estos la construcción de la plaza de la cultura, el hospital regional de especialidades, la carretera San Francisco de Macorís-río San Juan y la avenida de circunvalación.

Un fuerte contingente policial evitó que los manifestantes llegaran a la cercanía al palacio de justicia, donde tenían programada una parada, desviándose los participantes por la calle San Francisco, y partieon hacia el parque Juan Pablo Duarte.
También la Policía impidió que el grupo se colocara frente al edificio que aloja la gobernación provincial, en cuyos alrededores fueron apostados numerosos agentes fuertemente armados. No hubo mayores incidentes.