Habitantes de 17 comunidades mexicanas están desplazados por cacería de Chapo

El Chapo Guzmán. Archivo
El Chapo Guzmán. Archivo

Cosalá, México.- Alrededor de 250 personas de 17 comunidades de la frontera entre los estados mexicanos de Sinaloa y Durango permanecen lejos de sus hogares a causa de la cacería del capo de las drogas Joaquín “el Chapo” Guzmán que lleva a cabo la Secretaría de Marina mexicana en esa zona, según denuncian.

Los afectados, algunos de los cuales llevan varias semanas desplazados, recibieron hoy de las autoridades despensas con comida en Cosalá, una localidad turística que tiene la categoría de Pueblo Mágico por su atractivo colonial y se encuentra en el este del estado de Sinaloa, cerca del límite con Durango.

El acto de entrega de las bolsas, que contienen alimentos como arroz, azúcar, aceite, sal, frijoles y cereales, fue presidido por el secretario de Desarrollo Social de Durango, Alejandro Márquez, pues la mayoría de desplazados, que viven en casas de familiares en Cosalá y sus alrededores, son duranguenses.   “Seguimos pendientes de su salud y su alimentación.

Traemos despensas. En unas horas más va a llegar una unidad médica”, informó Márquez al auditorio reunido en la sede local de la institución Desarrollo Integral de la Familia (DIF).   El acceso principal a Cosalá, considerada la puerta de entrada al Triángulo Dorado del narcotráfico mexicano (Sinaloa, Durango, Chihuahua), una zona enclavada en la Sierra Madre Occidental, está custodiado por agentes de la Marina mexicana, la fuerza de seguridad que busca al líder del cártel de Sinaloa.

El presidente municipal de Cosalá, Samuel Lizárraga, dijo que las autoridades y los ciudadanos de esa población están encantados de acogerlos, pero se mostró también “seguro” de que lo que quieren los afectados es regresar a sus hogares.   En el acto estuvo también Ricardo Ochoa Beltrán, el alcalde del municipio de Tamazula (Durango), de donde son buena parte de las comunidades afectadas, aunque no tomó la palabra.

El diario mexicano El Universal publicó este mes que Ochoa es concuñado del “Chapo”, porque, según el rotativo, su esposa, Erika Guadalupe Coronel Aispuro, es hermana de Emma Coronel Aispuro, actual esposa de Guzmán, algo que el alcalde y su mujer negaron en una rueda de prensa.   Algunos de los desplazados entrevistados por Efe denunciaron haber huido de sus casas asustados por el intercambio de tiros registrados en las operaciones nocturnas de la Marina, que llegaron a impactar contra sus viviendas, y pidieron que termine la búsqueda del barón de las drogas.

El miércoles en Culiacán, capital de Sinaloa, decenas de personas se manifestaron frente a la sede del Gobierno estatal blandiendo pancartas con mensajes como “Paz en la tierra de Sinaloa. Fuera el Ejército”.   Los manifestantes provenían de Novolato, Salvador Alvarado y Badiraguato, la localidad natal del “Chapo”.

La semana pasada el Gobierno informó que casi tres meses después de fugarse de un penal de máxima seguridad del Estado de México (centro), Guzmán resultó herido en esta zona del noroeste del país cuando huía de los marinos, pero desde entonces no ha habido más información oficial sobre su posible paradero.


COMENTARIOS