Hackers secuestraron 195 dominios de Trump en internet

WASHINGTON. Hace cuatro años, mucho antes del escándalo por las acusaciones de que Moscú se entrometió en los comicios de 2016 en los que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, al menos 195 sitios web del magnate, su familia o su imperio de negocios fueron secuestrados por hackers que posiblemente maniobraron desde Rusia, descubrió The Associated Press.  

La Trump Organization desmintió que los nombres de dominio hayan sido vulnerados, pero una investigación sobre los archivos de internet por parte de la AP y expertos en seguridad cibernética muestra lo contrario. No fue sino hasta días atrás, después de que la AP consultara al respecto a la Trump Organization, que la última dirección afectada fue reparada.

Después del hackeo, los usuarios que visitaban direcciones relacionadas con Trump eran canalizados sin saberlo hacia servidores en San Petersburgo, Rusia, que a decir de expertos en seguridad cibernética contenían un programa informático que suele ser utilizado para robar contraseñas o retener archivos a cambio del pago de un rescate.

Se desconoce si alguien fue víctima de estas tácticas.   Otro misterio sin resolver es quiénes fueron los piratas cibernéticos y por qué lo hicieron.

El descubrimiento representa un nuevo giro en la historia de los hackers rusos, que hasta el momento se ha centrado principalmente en lo que funcionarios estadounidenses de inteligencia señalan fue un intento del Kremlin para socavar la candidatura de la demócrata Hillary Clinton y beneficiar a la de Trump.

Se desconoce si los hackers que atacaron las direcciones de Trump son los mismos que robaron los correos de funcionarios demócratas y cuya difusión dejó mal parado a ese partido al calor de la campaña presidencial el año pasado.

Tampoco está claro si los piratas cibernéticos actuaron a nombre del gobierno ruso.   Las direcciones, o nombres de dominio, afectados incluyen donaldtrump.org, donaldtrumpexecutiveoffice.com, donaldtrumprealty.com y barrontrump.com. Estos sitios fueron vulnerados en dos oleadas de ataques en agosto y septiembre de 2013, según la investigación de los archivos de internet.

Los ataques ocurrieron cuando Trump se aprestaba a viajar a Moscú para el concurso Miss Universo, celebrado el 9 de noviembre de 2013 en una propiedad de un acaudalado empresario ruso de bienes raíces.   Muchas de las direcciones no estaban siendo usadas por Trump.

Es habitual que empresas y celebridades compren dominios para posible uso futuro o para impedir que caigan en manos de la competencia o enemigos.


COMENTARIOS