Haití trata reponerse tras 2 días de huelga

A man balances a TV monitor on his head as he walks through roadblocks set up by anti-government protesters during a general strike in Port-au-Prince, Haiti, Monday, July 9, 2018. A nationwide, general strike and protest was called to demand the resignation of Haiti's President Jovenel Moise after his government agreed to reduce subsidies for fuel as part of an assistance package with the International Monetary Fund. The government suspended the fuel hike after widespread violence broke out on Friday and over the weekend. (AP Photo/Dieu Nalio Chery)

Haití comenzó ayer a normalizarse tras 2 días de una huelga de transporte convocada después de las violentas protestas del fin de semana por un fallido aumento en los precios de los combustibles, mientras el Gobierno se reúne con distintos sectores en busca de salida a la situación creada.
Mientras que sectores de la oposición anuncian nuevas protestas, las calles de Puerto Príncipe, capital del país, comenzaron a recuperar su ritmo habitual y el transporte público funciona con normalidad después de dos días de parálisis a causa de la huelga. Sin embargo, algunos negocios permanecen cerrados, así como algunas embajadas que solo ofrecen servicios considerados urgentes. La ciudadanía está a la espera de que el presidente Jovenel Moise, quien ha mantenido reuniones con representantes locales y extranjeros, anuncie cambios en su Gobierno y medidas para enfrentar la difícil situación económica de Haití. El mandatario, en el poder desde febrero de 2017, se reunió el martes con empresarios, parte de los cuales han pedido la renuncia del primer ministro, Jack Guy Lafontant, así como con representantes de los partidos políticos y del “Core Group”, integrado por embajadores y representantes de organismos internacionales en Haití.
Por su lado, Lafontant compareció ayer ante la prensa tras reunirse con el presidente del Senado, Joseph Lambert, con quien dijo haber tenido “un buen encuentro” y que ambos están de acuerdo en que “tenemos que poner al país de frente y continuar el diálogo”. “Sabemos dónde estamos y que hay que hacer algo para salir de aquí”, señaló el primer ministro, quien aseguró estar “muy agradecido” de la reunión con Lambert, quien, por su lado, apuntó que se trabaja “para solucionar la crisis pronto”.