Haití y “El secreto de sus ojos”

Eusebio Rivera Almodóvar

La República Dominicana, como país, tiene primero que preservarse y lamentablemente colocar en un segundo plano la estabilidad y condiciones política, social y económica de Haití.
Los análisis históricos de las circunstancias que mantienen al vecino país como la nación más pobre de las Américas, nada aportan a las soluciones que, en forma inmediata, requieren los haitianos y, aunque cualquier personaje influyente de nuestro país quiera participar en los conflictos internos de Haití, pronto se daría cuenta de que no puede pescar en ese mar revuelto porque podría zozobrar junto a sus aliados haitianos.
Creo que, al margen de algunas bellaquerías que se hicieron y hacen con la mano de obra barata de los haitianos y negocios turbios fronterizos, nuestras autoridades han actuado con el tacto necesario para evitar un conflicto bélico de proporciones catastróficas, pero recientemente algunos incidentes han calentado los ánimos y se necesita bastante sangre fría para controlarlos.
El periódico HOY del pasado sábado 17 de noviembre en curso, tiene en su portada una foto del encuentro entre autoridades policiales y militares de República Dominicana y Haití; al verla recordé la película ganadora del Oscar a la mejor producción de habla extranjera en el año 2009 titulada “El secreto de sus ojos” donde una foto, tan expresiva como esa, llevó a los investigadores a solucionar un importante caso que ya había sido cerrado.
Fíjense bien en la expresión del rostro en cada uno de los oficiales superiores dominicanos que están parados mirando a los oficiales superiores haitianos. Es un mensaje fotográfico que debería motivar una prudente reflexión de los haitianos, tanto del pueblo como de sus autoridades.