Henrique Capriles: Venezuela va hacia una implosión

Venezuela's opposition leader Henrique Capriles speaks during an interview at his office in Caracas, Venezuela, Monday, July 30, 2018. (AP Photo/Fernando Llano)

El dirigente opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles afirmó que por el rápido deterioro económico y social generado por la hiperinflación Venezuela cabalga hacia una “implosión”. “El país va hacia una situación de hacer agua, de inviabilidad, de implosión”, dijo Capriles en una entrevista reciente con The Associated Press y sostuvo que ante el “desastre” económico y social al gobierno de Nicolás Maduro no le quedará otra opción que sentarse a negociar una transición.
La oposición, sin embargo, tampoco se sentaría en las mejores condiciones a dialogar ya que atraviesa una crisis interna y se encuentra debilitada ya que algunos de sus principales líderes están detenidos o fuera del país por amenazas de procesos judiciales.
El líder político, de 46 años, descartó que la eventual negociación pueda tener alguna similitud con los dos fracasados procesos de diálogo de los últimos dos años debido a que en esta oportunidad el espacio de maniobra del gobierno está muy limitado por la falta de ingresos.
Las finanzas de Maduro se han visto golpeadas por la caída de la producción de crudo, las dificultades financieras de la industria petrolera estatal -corazón económico del país-, las sanciones económicas internacionales y la hiperinflación. En junio se reportó una inflación diaria de 2.8% lo que llevó la tasa mensual a 128.4% y la anualizada a 46,305% según cálculos de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. En tanto, el Fondo Monetario Internacional estima que la inflación podría alcanzar este año un millón por ciento, una tasa récord en la región que llevaría al país petrolero a una situación similar a la que enfrentó Alemania en 1923 o Zimbabue en 2008.
Capriles, quien a pesar de haber sido derrotado por Maduro en las elecciones de 2013 se mantiene como uno de los principales líderes políticos, dijo que “cada día el espacio de maniobra para el gobierno se reduce” debido a que no tiene cómo pagar las importaciones de los productos que vende subsidiados a los sectores pobres.
“Los más pobres son los que pueden hacer que al final el gobierno tenga negociar”, agregó.