Henry, Berroa y Mélido: figuras claves en victoria Licey en 1991

http://hoy.com.do/image/article/14/460x390/0/F5A3DA8F-28FC-4BB3-B39D-B149EB308109.jpeg

La Serie del Caribe de 1991 volvía a celebrarse en los Estados Unidos, nuevamente en Miami a pesar de que un año atrás no había tenido tanto éxito el montaje del evento en Norteamérica.

Para este clásico, la representación dominicana fue la del equipo de los Tigres del Licey, conjunto que tenía seis años sin visitar el evento caribeño el cual había dominado con mucha fiereza hasta ese entonces.

Los Tigres fueron señalados como grandes favoritos, contando con jugadores del calibre de Henry Rodríguez, Francisco Cabrera, Bernardo Brito, Jerry Brooks, Braulio Castillo, Tito Bell, Gerónimo Peña, Silvestre Campusano, Domingo Michel, entre otros.

Sus lanzadores fueron José Rijo, Juan Guzmán, Pedro Astacio y Mélido Pérez.

También contaron con refuerzos de mucha calidad entre los que se encontraban Gerónimo Berroa, Mel Rojas, Stanley Javier, Andújar Cedeño, Arturo Peña.

El dirigente para los Tigres fue John Roseboro, guiando a los campeones dominicanos. Tijuana representó a México; Santurce a Puerto Rico y los Cardenales de Lara estuvieron jugando por Venezuela.

El evento se celebró en el estadio Bobby Maduro.

[b]LOS JUEGOS[/b]

En el primer partido de la Serie del Caribe, la República Dominicana agitó sus bates con mucha fiereza y se vieron muchas bolas salir del parque con jonrones de Henry Rodríguez, Gerónimo Berroa y Francisco Cabrera.

La victoria fue 8-2 sobre Puerto Rico. El derecho Juan Guzmán fue el pitcher ganador con un espectacular trabajo en siete entradas y dos tercios, en las que permitió apenas dos carreras con seis indiscutibles, mientras que Rod Beck sacó la cara en las últimas entradas.

Otros destacados fueron Andújar Cedeño y Gilberto Reyes, con un par de dobletes de cada uno.

En el segundo juego los bates siguieron dejándose sentir, aunque no tan ampliamente, pero lo que se mantuvo constante fue el pitcheo.

Mélido Pérez tiró siete episodios en los que no permitió anotaciones contra México, para que la República Dominicana ganara 4-0. Solo le dieron cuatro hits y otorgó tres transferencias con seis ponches.

Gerónimo Berroa fue el grande a la ofensiva con un doble remolcador de dos carreras. Jerry Brooks empujó las otras dos, también con un hit de dos bases.

Para la tercera jornada ya el Licey se había vuelto intransitable y esta vez superó 12-1 a Venezuela y llevarse la primera ronda de la Serie del Caribe de manera invicta.

Efraín Valdez fue el lanzador ganador con seis episodios sin carreras. José Tapia le siguió a Valdez por dos episodios y Arturo Peña lanzó el último inning para cerrar el encuentro.

Andújar Cedeño sacó la bola del parque, Henry Rodríguez pegó doble remolcador y Gerónimo Berroa empujó una para los Tigres.

En el cuarto encuentro el Licey venció nuevamente por amplio margen con marcador de 13-4.

Jerry Brooks conectó cuatro indiscutibles y empujó seis carreras, y Juan Bell junto a Silvestre Campusano, remolcaron dos más, cada uno.

Y en el quinto y decisivo partido, el Licey superó 13-1 a Venezuela para que los azules ganaran el sexto gallardete.

Mélido Pérez volvió a ganar con cinco episodios impecables y un gran apoyo ofensivo.

Henry Rodríguez, Jerry Brooks, Braulio Castillo y Gilberto Reyes fueron los más destacados en el plano ofensivo.