Hermano confirma que cuerpo encontrado dentro de maleta es de Emely Peguero

em

Cenovi/ San Francisco de Macorís
Las autoridades hallaron anoche en Moca los restos putrefactos de una mujer joven, que según Eugenio Peguero, quien acudió al lugar, es su hermana Emely Peguero Polanco, la joven embarazada y desaparecida desde hace una semana y a la que dijo que identificó por algunos rasgos.
Sin embargo, el procurador adjunto Bolívar Sánchez alertó que hasta que hagan el experticio de lugar no es posible asegurar que sea el cadáver de la muchacha. Lo trasladaron al cementerio de El Ingenio, Santiago, para la autopsia.
El cuerpo estaba metido en un saco dentro de una maleta tirada en unos matorrales, cerca de la carretera en la sección Los Algarrobos, Cayetano Germosén, de Moca, parte de la zona de búsqueda. Un lugareño lo reportó a las autoridades.
“No tiene ocho días tirado ahí, no sabemos si lo tenían en un refrigerador”, expresó Sánchez.
De la misma manera habló el procurador de la Corte de San Francisco de Macorís, Felipe Restituyo, quien confirmó la información y señaló que lo encontraton dentro de los operativos, pero dijo que deben hacer estudios.
Ayer no fue reanudada la búsqueda del cadáver en el vertedero de la comunidad de Hatillo, adonde habría sido llevado por su novio, Marlon Martínez. Los investigadores dudaban que en realidad el cuerpo haya sido arrojado allí, pero intensificaron los allanamientos en localidades de las provincias Espaillat, Hermanas Mirabal y Duarte y practicaron detenciones.
En tanto, fue reenviada para esta tarde la medida de coerción que sería conocida en Salcedo contra Marlin Martínez, la madre del acusado. Versiones indican que el expediente estaba incompleto.
Agentes policiales allanaron viviendas de la comunidad de Cáceres, en Moca, en Salcedo y en San Francisco de Macorís, pero no ofrecieron detalles sobre número de detenidos.
En la tarde, en el Palacio de Justicia, la madre de la adolescente que tenía cinco meses de embarazo, Adalgisa Polanco, clamó para que Marlyn y Marlon digan el lugar donde llevaron a su hija. “Que se le ablande el corazón y digan dónde podemos hallar el cuerpo”.
Tiene la creencia de que le fue practicado un aborto que le llevó a la muerte.
Afuera una multitud exigía justicia con una vigilia.
Además, las autoridades mantienen en prisión a la empleada doméstica de la casa donde reside Marlon, María Balbina Rodríguez Santos y al vigilante privado José Alfonzo Acosta Meléndez.
Con cuerpo o sin cuerpo. En la mañana estuvo reunida la comisión investigadora que designó la Procuraduría General. El procurador Bolívar Sánchez advirtió que no importa qué tan influyentes sean los comprometidos en el caso.
“Estamos dando pasos concretos para llevar este expediente bien estructurado para que un juez pueda manejarlo claramente. Tenemos pruebas para armar un caso. Los que crean que por qué no aparezca el cadáver no va haber están equivocados. Hay jurisprudencias, hay casos que se han llevado a la justicia sin la existencia de un cuerpo. No hay, ni habrá influencias”, aseguró.

Ayer continuaron las protestas en San Francisco con encendido de velas incluidos en reclamo de mayores acciones para el esclarecimiento del suceso.

Los moradores de Cenoví anunciaron que hoy montarían un piquete frente al Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís.
En Salcedo decenas de personas con pancartas en manos en La Plazoleta Las Mariposas demandaron justicia.

Estuvo el senador de la provincia Hermanas Mirabal, Luis René Canaán Rojas, quien manifestó que en este caso las autoridades tienen un gran compromiso no solo con la demarcación, sino con el país.
El ministerio de la mujer y otras entidades imploraron al presidente Danilo Medina interponer sus buenos oficios para que este hecho no quede impune y consideraron que había una trama para omitir responsabilidades.

Los hechos. Mery de la Cruz, esposa de un tío de la joven, contó que cuando la familia de Marlon supo que Emely estaba embarazada, el chico asumió responsabilidad.
Pero que el sábado 19 su madre sin autorización de los padres de la muchacha fue y la buscó con la excusa de llevarla a donde la abuela y la trasladó a una clínica para una prueba de embarazo.
El lunes la mandó con su madre (la de Emely) al centro Médico Nacional. Ya tenía cinco meses.
El miércoles van a buscar los resultados y desaparece. El jueves la familia interpuso una querella contra Marlin y Marlon, a los que acusó de la desaparición.


COMENTARIOS