Hillary llama “asqueroso” a Trump en sus memorias

A1

La ex candidata presidencial demócrata Hillary Clinton calificó ayer a su rival republicano, el presidente de EE.UU., Donald Trump, como “un asqueroso” y subrayó que “su piel se erizó” cuando este se puso detrás de ella en uno de los debates presidenciales de 2016.
“Fue increíblemente incómodo. Estaba literalmente respirando en mi cuello. Mi piel se erizó. Fue uno de esos momentos en los que deseas poder dar al botón de pausa y preguntar a todo el mundo que está mirando ‘Bueno, ¿qué haría usted?’”, señaló en su nuevo libro de memorias “What Happened” (Lo que ocurrió), sobre la campaña electoral del pasado año. El programa “Morning Joe” de MSNBC divulgó hoy extractos de la versión en audio del libro leídos por la propia Clinton.
“¿Te mantienes calmada, sigues sonriendo y continuas como si no estuviera invadiendo de manera repetida tu espacio? ¿O te giras, le miras a los ojos y le dices alto y claro-‘Vete para atrás, asqueroso. Aléjate de mí. Ya sé que te encanta intimidar a las mujeres, pero no puedes intimidarme a mí, así que vete?’”, agregó la también ex secretaria de Estado, Clinton se refería así a uno de los momentos más comentados del segundo debate presidencial en San Luis (Misuri) en octubre de 2016, en el que Trump se acercó en varias a ocasiones a su rival mientras ella intervenía y se situó a sus espaldas.
Durante la campaña, salió a la luz un antiguo vídeo en el que el magnate neoyorquino se jactaba de cómo aprovechaba su riqueza y posición para acosar sexualmente a varias mujeres. El nuevo libro de la ex candidata presidencial demócrata será publicado el próximo 12 de septiembre. Trump se impuso finalmente en los comicios a Clinton, que partía como favorita, en una de las campañas electorales más polarizadas y virulentas de la historia reciente de EE.UU.
En los extractos del libro aparecidos el miércoles, reconoce haber decepcionado las esperanzas de millones de personas. “Fracasé. Y tendré que vivir con eso toda mi vida”, escribe. Pero desde aquella derrota, la demócrata se abstuvo de identificar con precisión los errores que habría cometido. Prefirió señalar con el dedo a la campaña de desinformación y de pirateo atribuidos a Rusia.
En mayo declaró: “la causa de nuestra derrota fueron los acontecimientos de los últimos diez días” de la campaña. Según ella y muchos de sus asesores, los mensajes internos publicados por WikiLeaks y la efímera reapertura por el FBI de la investigación sobre sus correos electrónicos inclinaron en parte a los indecisos en favor de su adversario.


COMENTARIOS