Hípica por dentro : Eclipse, el padre de todos los padres”

Luis Márquez

(2 de 5)
Eclipse, después de haber vencido en forma nunca vista a todos los caballos de su tiempo, el formidable alazán se incorporó en 1770 al elevage inglés para fundar la más notable línea paterna que se conoce hasta nuestros días. El súper campeón no tardó en convertirse, a través de sus relevantes logros en el haras, en la figura legendaria en el “DIOS” que siempre se ha admirado en la cría universal. A partir de “Eclipse”, se funda una familia bajo todo concepto excepcional que luego se agrandaría en asombrosa progresión, hasta los límites fantásticos de un verdadero grupo subracial extendido por el mundo entero, y que, según todas las probalidades, absorbió con el tiempo los atavismos que actualmente en el juego para constituirse por sí solo en los dominios ancestrales de la raza pura sangre de carrera del futuro. Acercándonos más a nuestros tiempo, los más linajudos representantes de la línea de “Eclipse”. Saint Simón, Hampton, Swyn Ford, Ben Or y Rock Sand, por solo nombrar algunos de los más ilustres. Este tema es de interés para los hípicos.


COMENTARIOS