Hípica por dentro: “EL CABALLO DE CARRERA EN EL MUNDO”

LUIS MARQUEZ

(3 de 12)
Prestigiosos científicos han afirmado que una nueva especie viviente, carente de antecesores preexistentes, no puede intercalarse brutalmente, como si respondiera a una voluta omnímoda, en la vida animal. La investigación biológica e innumerable descubrimientos paleontológicos evidencia que las especies animales conocidas de otra, que evolucionaron anteriormente, las que a su vez fueron influenciadas en su conformación característica y actitudes por sus antecesores. Ello es notorio en la evolución del caballo, cuyos antepasados han sido establecidos con aceptable seguridad. La historia paleontológica conduce a la conclusión de que el proceso respectivo se inició en América, en territorio norteamericano, en zonas adyacentes.