Hípica Por Dentro. “LA TRAGEDIA DEL JOCKEY FRED ARCHER”

Luis Márquez

(9 de 13)

Pese a toda la grandeza, a Richard le tomó más de un cuarto de siglo para ganar el Derby, que como hemos figurado en entregas anteriores, logró hasta el 1953.
Richard tuvo oportunidad de escoger sus montas, pero invariablemente seleccionó mal. En cambio su predecesor el favoritísimo del público, Steve Donoghue, se llevó el Derby seis veces.
Archer como Donoghue y Piggot, mirada de lince pa atrapar ganadores. Eso quedó bien claro en el Derby de 1881.
Archer deseaba montar al favorito “Peregrine”, pero el entrenador de este, Robert Peck, ya había contratado al jinete Webb. Así que Archer se entrevistó con Grey Criswold, representante de Pierre Lorilland, dueño de Iroquois, y con el preparador Jacob Pincus. Claro que Criswold y Pincus se mostraron felices de que Archer montara a su ejemplar.
En la carrera, Webb cometió el error de separarse del riel, lo que aprovechó Archer para filtrarse con Iroquois, y en feroz arribo ganarle por medio cuerpo al caballo que había seleccionado primero.
En el diccionario de Archer no existía la palabra imposible. Los amigos lectores hípicos disfrutan de estos datos sobre los ejemplares famosos.