Hípica por Dentro. Luis Márquez

A1

“NECESITABAN SER MARINEROS”
(2 de 3)
El criador Edward Leeds, quien envió al hijo de Cade por barco de regreso a Inglaterra en 1773 alojándolo en su granja de cría en North Milford, Yorkshire. Ahí produjo a Tommy, ganador en 1779 del St. Leger, o más correctamente, del St. Leger·s Stake, como se llamaba la tercera gema de la Triple Corona Inglesa hasta el 1785, inclusive.
Incidentalmente, debe mencionarse que Tommy estuvo en competencia hasta que cumplió 9 años, fue llevado a Shrewsbury para correr en una prueba parejera de una milla, por 100 guineas, contra el entero de 18 años, Revenge, cuyo hijo, Claret, ganó el primer “heat” del plato Hunter, que se corrió antes de este evento único.
El mano a mano fue ganado por Revenge, mientras que Claret realizó una doble notable cuando ganó su carrera más tarde en la misma reunión. Wildair hizo, pues, un viaje redondo de mamás de 6,000 millas mientras que un viaje a través del atlántico probablemente hubiera resultado mortal para Miss Totteridge. Cuando fue a Irlanda en 1800, esta potranca rehusó a tomar agua, idiosincraciaque le valió el apodo de Hidrofobia.


COMENTARIOS