Hombre admite violó y mató niña en Higüey

A001

La Policía Nacional informó del apresamiento de dos personas vinculadas a la muerte de la niña Rosaidy Gil Rivera, quien fue reportada como desaparecida el pasado 30 de noviembre y encontrada sin vida el 4 de diciembre en curso.
Los detenidos son Santos Cedano, alias Ángel, quien según la institución del orden confesó y narró detalladamente cómo terminó con la vida de la menor. El otro arrestado es Miguel Ángel Espiritusanto, quien le habría ayudado a desaparecer el cuerpo.
Cedano contó a las autoridades que aprovechó que la niña pasaba por el frente de su casa y le pidió que le comprara un refresco en el colmado, y que cuando retornó la introdujo en la vivienda donde la desvistió, la abusó y posteriormente ahorcó, de acuerdo con la nota. Pero dice que no la apuñaló.
Se espera que en las próximas horas se le conozca medida de coerción.
El vocero de la Policía Nacional, coronel Frank Durán, solicitó a los padres mantener control y vigilancia sobres sus hijos y evitar, después de determinadas horas, enviarlos a la calle.
Se comenta que la niña fue enviada al colmado por un familiar pasadas las 10:00 de la noche.
Durán negó la versión de que la niña había sido raptada para el tráfico de órganos, porque no hay evidencia de eso y los análisis que se le han hecho al cadáver de la niña no dan cuenta de que se trate de tráfico de órganos.
El oficial pidió a la ciudadanía no difundir informaciones que no hayan sido verificadas, porque crean incertidumbre en la comunidad.


COMENTARIOS