Hospitales en lista de prioridad

El Gobierno tiene que cambiar su estilo de iniciar obras y paralizarlas por años mientras sofisticados equipos de diagnóstico se deterioran en almacenes, como ha ocurrido con el hospital Doctor Nelson Astacio y la Unidad de Quemados del Robert Reid Cabral, el primero de los cuales lleva paralizado siete años. Cuando esto ocurre, los costos de las obras se inflan y hay que hacer nuevas inversiones en aparatos que se desajustan y pierden sus características por estar guardados en condiciones inapropiadas, a merced de altas temperaturas, polvo, humedad y otro factores.
Por ventura, la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, reaccionó ante una denuncia de este diario e informó que ambos hospitales están entre las prioridades sanitarias a terminar en 2018 y que el presupuesto de ese año estipula los recursos necesarios para concluir las obras. Los dos son de importancia estratégica en los planes generales de salud, pues el Nelson Astacio forma parte del conjunto de la Ciudad de la Salud y la Unidad de Quemados del Robert Reid es una obra muy esperada para atender el alto número de casos de niños quemados única en el país.
De cualquier modo, es necesario asumir el compromiso de iniciar una obra y no detenerse hasta que esté concluida, y además proteger adecuadamente los equipos para evitar su deterioro.

Que quede atrás la brecha digital

República Digital en Educación, puesta en marcha el miércoles por el Presidente Danilo Medina, arranca con buen pie para ir dejando atrás la brecha digital que mantiene a muchos al margen de las tecnologías de la información y la comunicación, o TIC en términos abreviados. La entrega de computadoras a estudiantes y docentes, sumada a la habilitación de servicio de internet gratis en determinados espacios públicos, coloca a los beneficiarios en un ámbito de modernidad e inclusión que debe repercutir en el aprendizaje.
En estos tiempos de uso generalizado y esencial de las TIC, ningún dominicano puede estar marginado de la posibilidad de acceder a internet y a todos los servicios que esta herramienta tecnológica hace posibles. La brecha digital debe quedar definitivamente relegada al pasado.