Hoteles muy curiosos de América

1C_¡Vivir!_20_1A,p02

Alojamientos.  Una serie de hoteles americanos  con formas arquitectónicas descabelladas y emplazados en los lugares más inusuales,  ofrecen experiencias encantadoras, fuera de lo común

La elección del hotel suele ser una tarea a la que se le dedica menos atención y suele limitarse a conseguir un lugar de descanso, a la hora de planear un viaje, pero el alojamiento también puede ser una parte apasionante para el viajero, como demuestran algunos hoteles en los que la estancia es la verdadera aventura.

Algunos de estos establecimientos distribuidos por toda América han sido calificados como “hoteles muy curiosos en los que vivir experiencias únicas”, por el sitio web de viajes TripAdvisor.

“Consideramos que un hotel curioso es aquel que es extraordinario en su apariencia y/o en tipo de servicios. Esencialmente, sería un hotel que esté fuera de lo convencional, que ofrezca al huésped algo diferente”, señala a Efe Blanca Zayas, responsable de comunicación de esta firma para España y Brasil (www.tripadvisor.es).

“Un factor a tener en cuenta para calificar un establecimiento hotelero como curioso es su apariencia, cómo se le ve desde el exterior, por ejemplo, un hotel con forma de perro; otro es la experiencia que ofrece, por ejemplo, que permita a sus huéspedes experimentar los sonidos de la jungla desde las copas de los árboles”, añade Zayas.

Según esta experta, todos los hoteles presentados son peculiares a su manera y, cada uno es muy diferente del otro, lo cual muestra que hay opciones singulares en toda América.

 

Huilo Huilo Montaña Mágica (Neltume, Chile)
Este hotel tiene singulares habitaciones de madera, distribuidas en un edificio con forma de cono volcánico, revestido de musgo y vegetación. Está situado en la Reserva Biológica Huilo Huilo, (Neltume, Chile) en plena selva patagónica, en un entorno de cristalinos ríos y lagos y majestuosas montañas y volcanes.

Dog Bark Park Inn (Idaho, Estados Unidos)

Se trata de un fantástico hotel con la forma de un gigantesco y simpático perro de la raza ‘Beagle’ y con dos niveles (cuerpo y cabeza) en su interior, ubicado en Cottonwood, Idaho.

Treehouse Lodge (Loreto, Perú)
Hay pocas maneras de estar tan en contacto con la naturaleza como al alojarse en una cabaña situada en el dosel superior de un árbol y construida a varios metros de altura en el Amazonas, viendo la selva desde una perspectiva nueva, observando monos y pájaros a la altura de los ojos y despertándose todas las mañanas rodeado de un safari de vida animal. Eso es lo que puede disfrutar el visitante del Treehouse Lodge, en San Juan Bautista Iquitos, (Loreto, Perú), en la Amazonía peruana, cerca de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria.

Free Spirit Spheres (Vancouver, Canadá)
Alojarse en este hotel, estilo “casa del árbol”, situado en un bosque tropical costero de Qualicum Beach, en la isla de Vancouver, es una experiencia mágica y relajante. Consta de tres grandes globos de madera con forma de nuez, suspendidos por robustas cuerdas sobre el suelo forestal.

Skylodge Adventure Suites (Urubamba, Perú)
En este alojamiento, tres cápsulas transparentes cuelgan de la cima de una montaña y ofrecen unas vistas espectaculares del sagrado Valle de Urubamba (Cusco, Perú). Desde él se pueden apreciar las noches adornadas por las estrellas. Un lugar ideal para los aficionados a las emociones fuertes. Cada cápsula, fabricada en aluminio aeroespacial y policarbonato de alta resistencia, tiene cuatro camas, un comedor y un baño privado.

The Aurora Express (Alaska, Estados Unidos)
Está construido con vagones renovados del ferrocarril de Alaska y es un hotel B&B (“bed and breakfast”) situado en medio de imponentes piceas –árboles entre 20 y 60 metros de altura– en una colina con vistas al valle de Tanana, la cadena montañosa Alaska Mountain Range y a la ciudad de Fairbanks. Los vagones han sido reconvertidos en elegantes “suites” individuales decoradas para adaptarse a una época diferente en la historia del ferrocarril de Alaska.