Huracán Irma mató 10 en Cuba y dejó destrucción

A1

El huracán Irma causó diez muertos a su paso por las costas del norte de Cuba, donde dejó un reguero de destrucción hasta La Habana que supone un duro revés para la ya precaria economía de la isla, aunque el presidente Raúl Castro prometió ayer que “la Revolución no dejará a nadie desamparado”.
Dos días después de que el ciclón se alejara de Cuba, el Gobierno comenzó a evaluar los daños, y a pesar de que ya comenzaron las primeras labores de limpieza, aún hay miles de personas desplazadas de sus casas y, como comentaban ayer los habaneros en las calles, “el verdadero huracán comienza ahora”.
Los daños materiales son ingentes y todavía no han sido cuantificados, pero el principal golpe para la isla se conoció ayer, cuando las autoridades confirmaron la muerte de 10 personas -4 mujeres y 6 hombres-, la mayoría por derrumbes de sus viviendas.
En La Habana fallecieron 7 personas por derrumbes y electrocuciones y otras 3 personas murieron en las provincias de Matanzas, Ciego de Ávila y Camagüey, también debido al desplome de sus casas, de las que se habían negado a marcharse.
La isla activó el domingo la “fase de recuperación” y ya hay cientos de brigadas de trabajadores desplegadas para retirar árboles caídos y los escombros.


COMENTARIOS