Huracán Michael despedaza viviendas, árboles y anega vecindarios en Florida

Haley Nelson inspects damages to her family properties in the Panama City, Fla., spring field area after Hurricane Michael made landfall in Florida's Panhandle on Wednesday, Oct. 10, 2018. Supercharged by abnormally warm waters in the Gulf of Mexico, Hurricane Michael slammed into the Florida Panhandle with terrifying winds of 155 mph Wednesday, splintering homes and submerging neighborhoods before continuing its march inland. (Pedro Portal/Miami Herald via AP)
Haley Nelson inspects damages to her family properties in the Panama City, Fla., spring field area after Hurricane Michael made landfall in Florida's Panhandle on Wednesday, Oct. 10, 2018. Supercharged by abnormally warm waters in the Gulf of Mexico, Hurricane Michael slammed into the Florida Panhandle with terrifying winds of 155 mph Wednesday, splintering homes and submerging neighborhoods before continuing its march inland. (Pedro Portal/Miami Herald via AP)

El poderoso huracán Michael arremetió ayer contra la franja del noroeste de Florida con vientos de hasta 250 kilómetros con hora que despedazaron casas y sumergieron vecindarios, para luego continuar su sendero de destrucción por el sureste de Estados Unidos. Se trata del huracán de mayor fuerza en impactar Estados Unidos continental en casi medio siglo, y ya provocó la muerte de al menos una persona.
Luego de ganar fuerza debido a un mar inusualmente cálido en el Golfo de México, el huracán de categoría 4 golpeó poco después del mediodía cerca de Mexico Beach, una comunidad turística ubicada en la costa a la mitad de una franja de 320 kilómetros (200 millas) en el noroeste de Florida con pocos habitantes, playas de arena blanca, pueblos pesqueros y bases militares. Después de azotar la región, Michael ingresó al sur de Georgia como una tormenta de categoría 3, la más poderosa que se tenga registro en ese estado. Más tarde se debilitó a categoría 1, y emergieron reportes de que originó posibles tornados en la región central de Georgia.
El meteoro golpeó la costa de Florida con lluvias laterales, ráfagas poderosas y fuertes olas. Inundó calles y muelles, derribó árboles, esparció ramas y hojas, dejó sin electricidad a más de 388,000 hogares y comercios, destrozó marquesinas y envió tejas por los aires. Se escucharon explosiones, al parecer causadas por transformadores.
Un residente de Florida murió luego de que un árbol cayera sobre su casa, informó la portavoz de la policía del condado Gadsden, Anglie Hightower. Señaló que las autoridades recibieron un reporte la tarde del miércoles de un hombre atrapado, pero las cuadrillas de rescate tuvieron problemas para llegar al lugar debido a los escombros y árboles caídos que bloqueaban los caminos. Las autoridades aún no confirman el nombre de la víctima. Se registraron daños extensos en Panama City, incluyendo árboles arrancados de raíz y caída de cables eléctricos en prácticamente todo el lugar. Los techos fueron arrancados y varias casas destruidas.