Proselitismo fuerza el cierre de sesiones en el Congreso

20_04_2016 HOY_MIERCOLES_200416_ El País4 A

El Senado y la Cámara de Diputados no convocaron a sus miembros para sesionar esta semana, lo que continuaría hasta después de las elecciones generales del 15 de mayo próximo, ya que solo se reunirían en caso de “fuerza mayor” o de algún otro interés especial que lo amerite, trascendió ayer en fuentes de crédito irrefutable.

De esta manera, ambos organismos suspenden las cuatro sesiones ordinarias que deberían celebrar para conocer asuntos de importancia antes de la indicada fecha.
De ahora en adelante el proselitismo político absorberá todos los esfuerzos de los senadores y diputados.

Reforma por repostulación. Se recuerda que a los 32 senadores y los 190 diputados se les permitió repostularse para terciar en procura de cuatro años más, a cambio de que aprobaran, como ocurrió, la reforma a la Constitución proclamada el 13 de junio del 2015, que abrió el camino a la repostulación del presidente Danilo Medina.

Precisamente, en esos menesteres reeleccionistas se encuentran inmersos actualmente los 222 miembros del Congreso Nacional, a excepción de la representante de El Seibo, Yvonne Chahín, quien declinó la nominación.

JCE y “barrilito”. Para evitar que, particularmente, los senadores utilizaran el fondo social, conocido popularmente como “barrilito”, en los aprestos reeleccionistas, la Junta Central Electoral (JCE) solicitó y, pese a la resistencia de algunos, finalmente logró que el pleno de la cámara alta suspendiera la entrega de esos recursos hasta después de los comicios

Por ese concepto, el Senado eroga de su presupuesto unos RD$24 millones mensuales.

En la presente primera legislatura ordinaria del año, iniciada el 27 de febrero pasado como establece la carta sustantiva de la nación, no se registra ninguna iniciativa de interés trascendente convertida en ley por el Congreso.

Tampoco se espera que en lo que resta de la misma, que concluye el 16 de agosto, los miembros del Congreso sancionen los proyectos pendientes más controversiales.
Esto así porque, aunque, como es sabido, luego de la tormenta viene la calma, ya es tradicional y ampliamente conocido que, tras las elecciones, sobreviene un período de gran agitación motivado por las denuncias, reclamos e impugnaciones en los que ordinariamente se ven envueltos los congresistas.

Para después de los comicios de mayo venidero han sido postergadas iniciativas tan importantes como la de Ley de Partidos, de reforma al Código Penal, de Ley de Aguas y la que reduciría las ganancias de las administradoras de fondos de pensiones.

En igual atraso se encuentra el proyecto que convierte a Loma Miranda en parque nacional, en razón de que sus bosques son depredados.