Iglesia Adventista del Séptimo Día realiza taller “Promotor de Salud y Esperanza”

2

Con el objetivo de formar multiplicadores que guíen a los comunitarios en el proceso de adoptar un estilo de vida saludable integral. La Iglesia Adventista del Séptimo Día, en Santo Domingo Este, inició el curso taller “Promotor de Salud y Esperanza.
El taller inició con la participación de reconocidos expertos nacionales e internacionales, relacionados al área de la salud, unos 300 delegados reciben instrucciones y conocimiento del funcionamiento del cuerpo humano y cómo cuidarlo para tener bienestar fisco, mental y espiritual y que esto redunde en una mejor calidad de vida, en las facilidades de la Iglesia Adventista Central Ozama, ubicada en la Av. Venezuela Esq. Puerto Rico del Ensanche Ozama.
La certificación está dirigida a pastores, directores de salud de Iglesias, doctores, enfermeras y todos aquellos que se relacionen con la salud, los cuales mostraron interés en el programa a desarrollar, en el entendido de que el mismo servirá como motivación para ayudar a los demás a vivir más y mejor.

1
Víctor Leger, presidente de los Adventistas del Séptimo Día y director del departamento de salud en la región, motivó a los participantes a que sean multiplicadores activos con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las comunidades donde viven y realizan sus labores diarias, con la finalidad aportar un granito de arena en la construcción de un país más sano.
“Damos gloria y honra a nuestro Dios por tenerles con nosotros en esta jornada, la cual hemos preparado con mucho amor. La motivación de realizar esta certificación es darle herramientas precisas de cómo ser multiplicadores activos de una mejor calidad de vida, en las diversas zonas que componen nuestra región. Día a día vemos como personas, destruyen sus vidas, por desconocimiento e ignorancia. Hoy deseamos llevar el mensaje de que es posible vivir más y mejor y ustedes son los llamados a ayudar a otros a comprender esta verdad”, añadió Leger.
Roel Cea, procedente del Salvador y director del Ministerio Internacional “Quiero Vivir Sano”, iniciativa promovida por los adventistas en todo el país, abordó el seminario “Trabajando dentro del Paradigma – medicina natural a la luz de la ciencia: Complemento perfecto”, en el que señaló que la verdadera fórmula para obtener salud integral se encuentra en el estudio profundo y asertivo de la Santa Palabra de Dios.
Además, indicó que nuestro lóbulo frontal está dañado por la mala alimentación y consumo de alimentos perjudiciales para la salud, cargados de grasas saturadas, carbohidratos y productos de origen animal y transgénico, los cuales deben ser sustituidos por productos integrales y naturales, así como adoptar los ocho factores necesario para una vida saludable, entre ellos el realizar ejercicios al aire libre.
Esta certificación culminará el 18 de noviembre, en la sede la Universidad Adventista Dominicana, en Sonador, Bonao, ubicada en el km. 74 1/2 de la Auto pista Duarte.