Industria, Comercio y Mipymes destaca aporte del sector cooperativista a la economía nacional

vi

El viceministro de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), Ignacio Méndez, destacó el papel que juega el sector cooperativista en la economía nacional y en la superación de la pobreza, gracias a la asociatividad y las potencialidades que tiene la economía para el desarrollo y crecimiento de las diferentes comunidades.

Al pronunciar la conferencia titulada “Rol de las cooperativas en la promoción y el fortalecimiento de las Mipymes”, durante el Congreso del 25 aniversario Asociación de Instituciones Rurales de Ahorro y Crédito (AIRAC), el viceministro de Fomento a las Mipymes subrayó que las cooperativas y las mipymes son fundamentales para la creación de empleo en el país.

“Como ustedes saben, el segmento que mayor cantidad de empleos ofrece al mercado es el de las pequeñas y medianas empresas, así como que las mipymestienen mayores posibilidades de contribuir al fortalecimiento de las comunidades en las que se desempeñan”, expresó Méndez, refiere una nota de la dirección de comunicaciones del MICM.

La actividad, efectuada en Bávaro, fue encabezada por Alfredo Arangel Jiménez, presidente del Consejo Directivo de AIRAC; y contó con la participación de Francisco Estepan, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito y Afines (FENCOOP); Rubén Bonilla, gerente general de Cuna Mutual Group; Virgilio Rafael Gerardo, director ejecutivo de AIRAC; miembros de la entidad y personalidades vinculadas al sector.

Ignacio Méndez explicó que desde Viceministerio de Fomento a las Mipymes se estimular el fortalecimiento de las organizaciones empresariales, la asociatividad y las alianzas estratégicas entre las entidades públicas y privadas de apoyo a las Mipyme.

“Compartimos muchos de los principios comunes de la economía social, como la democracia entre sus socios, el respeto a los derechos de los trabajadores, la responsabilidad social con el medio ambiente y la comunidad, la solidaridad, autoayuda, así como la equidad de género.Ustedes, al igual que nosotros, procuramos el empoderamiento de los actores para que sean responsables de su propio desarrollo”, puntualizó.

Al hablar de los avances del sector, indicó que en los últimos cinco años se ha producido un empuje al cooperativismo y la asociatividad, producto de las Visitas Sorpresa del presidente Medina y de su apoyo incondicional al plan Integral de Apoyo a las Mipymes.

“Por causa de este empuje y del fomento de la asociatividad en el sector empresarial mipyme, con la finalidad de superar la insuficiencia de las pequeñas escalas individuales, también se ha hecho más que evidente la necesidad de actualizar las leyes y reglamentos que norman el sector cooperativista nacional y que entiendo es uno de los aspectos que ustedes trabajaran durante el desarrollo de este Congreso”, dijo el viceministro de fomento a las Mipymes.

Como evidencia del impacto de esta nueva visión, agregó, se puede apreciar el crecimiento de las microempresas. “Dentro de esta estrategia, la asociatividad es una de las cuestiones más importantes, tomando en cuenta la importancia que tiene la cohesión empresarial para el desarrollo productivo”.

En ese sentido, Méndez resaltó que el cooperativismo puede jugar un papel preponderante en la formulación de políticas públicas y el diseño de programas para lograr un desarrollo empresarial pleno y completo, en áreas como son el encadenamiento productivo, las economías de escala y el acceso a financiamiento.

En lo referente al encadenamiento productivo, las cooperativas tienen el potencial de seguir impulsando la tan necesaria asociatividad empresarial, como estrategia para fomentar el desarrollo sostenible de las MIPYMES, especialmente en las zonas rurales.

“Para ello, el cooperativismo puede actuar en tres direcciones: i) impulsar las cooperativas de producción, donde el objetivo esencial sea la comercialización de bienes y servicios; ii) promover asociaciones verticales y horizontales, para agrupar MIPYMES con finalidades específicas; y iii) incentivar un enfoque de cadena de valor, para que las cooperativas no sean solo un mecanismo de financiamiento, sino también de apoyo a la generación de valor”, indicó.

El funcionario del MIMC sostuvo que en las economías de escala, las cooperativas también pueden desempeñar una función preponderante en el desempeño de las micro, pequeñas y medianas empresas en los mercados nacionales y regionales.

Del mismo modo, cuando se constituyen en sociedades de producción y comercialización, tienen la oportunidad de hacer grandes negocios, participando como proveedoras del Estado en iniciativas como el Programa Alimentación Escolar (PAE), los Comedores Económicos y otros que tienen que ver con la educación, la nutrición y otras estrategias de combate a la pobreza.


COMENTARIOS