Impacto deportivo : Licey y Escogido hacen bien al no dejarse presionar con sus mánagers

Franklin Mirabal

Si fuera por los algunos fanáticos, ya Luis Urueta no fuera el dirigente del Licey.
Pero debemos resaltar que el presidente del Licey, Jaime Alsina, no se “deja presionar”.
Eso de cambiar mánagers a cada momento, no es lo ideal.
El Escogido ha sido el que más ha resistido las críticas y ha mantenido en su puesto a Luis Rojas, quien suele salir de los problemas.
En el caso de Urueta, nunca lo he visto como el “villano” del Licey.
En un momento la defensa fue “fatal”, en otro momento falla el relevo, o se caen bateadores como Juan Francisco. Ahora si me dices que están funcionando esos elementos, entonces acepto que se bote a un dirigente.
Cuando se contrata a un mánager, se hacen planes a corto y largo plazos, y de la noche a la mañana, no se debe traer a otra gente para que comience a ejecutar un plan.
Al final de la temporada se puede evaluar un dirigente y en función de sus resultados se decide retener o no volver a contratarlo, pero es bueno saber que los equipos de la Capital no cogen presión.
Sígueme en Twitter, Instagram y Facebook como: @Elreydelaradio.


COMENTARIOS