Impacto deportivo

Hay una “campañita” para que el Licey despida al dirigente Luis Urueta
Esta columna la escribí antes del juego de anoche en San Pedro.
Me opongo rotundamente a que el Licey bote al dirigente Luis Urueta.
Hay un “campañita” para que se tome esa decisión y realmente no se debe cambiar de caballo cuando se cruza el río.
Hay razones para retenerlo.
1- El relevo ha sido muy deficiente. 2- La defensa ha sido pésima.
Una a eso la inconsistencia en la ofensiva.
Botar un mánager implica un cambio de filosofía en el equipo.
En ocasiones da resultados en términos de motivación, pero no es lo correcto. La gerencia está trayendo nuevos lanzadores, la defensa mejorará y vendrán mejores tiempos para el Licey. A mi juicio, el mánager no es el problema.
Sígueme en Twitter, Instagram y Facebook como:@Elreydelaradio.


COMENTARIOS