Imperfecciones de gestión

El reciente “Instructivo para usar la macana” y reducir la destrucción de vidas a manos de policías, un plan de operaciones insólitamente tardío; la mortalidad materno infantil de alto índice atribuida a fallas hospitalarias; y la sorprendente incapacidad de autoridades para erradicar un vertedero de intenso efecto antiturístico en Puerto Plata, dejan dicho que importantes gestiones oficiales están dando palos a ciega o puede que acierten cuando ya mucha gente ha muerto por ligerezas policiales o porque tercamente no se aplican protocolos asistenciales. Sería difícil establecer si para cada caso las ineficiencias provienen de un vacío de profesionalidad y conocimiento elemental de administraciones y direcciones de cosas públicas o si se trata de negligencias rotundas; abulia o pasividad; o si es que el proverbial vacío de consecuencias estimula el mal proceder a niveles alarmantes.
La débil aplicación de protocolos y metodologías al regir áreas de la Administración Pública debería enfocarse como problema nacional. Fuente de ineficiencias de alto costo; causa directa de mala calidad de construcciones estatales, deficiente prestación de servicios públicos, oneroso retraso de metas institucionales, depreciación acelerada de valiosos equipos carentes de mantenimiento en entidades; o desaprovechamiento de tecnologías por falta de unas “piezas baratas” sin que aparezca alguien que asuma responsabilidades.

La crueldad de roles invertidos

Solo situaciones de guerra de máxima crueldad como ocurre en Siria o de sangrienta anarquía como en Libia; o de hambrunas en el Norte de África; o de genocidio como el que abate a Birmania, generan desplazamientos poblacionales parecidos en envergadura al éxodo desintegrador que sufre la sociedad venezolana, sometida a un proceso inflacionario inimaginable de un millón porciento anual con desquiciamiento del aparato productivo, bajo un dominio político violento e ilegítimo. Aplicando un despotismo que se vende como nuevo socialismo cuyos promotores se asemejan a los represivos regímenes de derecha que azotaron América Latina por muchos años, bajo los cuales combativos socialistas que precedieron a los de ahora padecieron persecuciones, con muchos de ellos entregando sus vidas en lucha por la libertad y el avance democrático.


COMENTARIOS