Imponen coerción contra acusados de defraudar a la DGII

Se evidenció defraudaciones millonarias contra el fisco.

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso medidas de coerción a un asesor fiscal y a una contadora que se dedicaban a formar “compañías comerciales ficticias” para elaborar y vender facturas falsas con valor fiscal en perjuicio de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).
Se trata de Franklin Rosario Vicente, a quien el juez José Alejandro Vargas impuso tres meses de prisión preventiva a ser cumplidos en la Penitenciaria La Victoria, y Marlenys Sánchez Pérez, a quien dictó garantía económica, presentación periódica, impedimento de salida del Distrito Nacional y provincia de Santo Domingo, mediante uso de brazalete electrónico.

La DGII manifestó que –de acuerdo con el expediente preparado para el sometimiento- Rosario Vicente y Sánchez Pérez reportaban sumas millonarias de costos y gastos irreales buscando reducir o extinguir los impuestos a pagar de parte de contribuyentes.

Los imputados, asociados con “empresarios” y colegas, también se dedicaban a duplicar la secuencia de los números de comprobantes fiscales de otros contribuyentes, hoy víctimas y afectados, incurriendo en violación a varios artículos del Código Penal Dominicano y los artículos 236, 237 y 239 del Código Tributario, que tipifican y sancionan la fabricación de documentos públicos, el uso de documentos falsos, asociación de malhechores, estafa y defraudación.

La DGII, con el apoyo permanente del Ministerio Público, durante varios meses llevó a cabo una ardua investigación por denuncias interpuestas contra los imputados, que permitió evidenciar defraudaciones millonarias contra el fisco.


COMENTARIOS