Incentivos a pymes llevarían más distorsiones a economía

Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR)  fundada por la señora Mary Pérez de Marranzini; el cual ofrece   tres programas básicos a nivel nacional: Medicina Física y Rehabilitación, Educación Especial, Formación e Inserción Laboral; Taller de Sillas de Ruedas, Taller de Ebanistería , entre otras.
Santo Domingo, R.D 29-1-2013
Fotografía Gina De Camps
Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR) fundada por la señora Mary Pérez de Marranzini; el cual ofrece tres programas básicos a nivel nacional: Medicina Física y Rehabilitación, Educación Especial, Formación e Inserción Laboral; Taller de Sillas de Ruedas, Taller de Ebanistería , entre otras. Santo Domingo, R.D 29-1-2013 Fotografía Gina De Camps

El economista Ernesto Selman considera que aplicar determinadas políticas para incentivar a las micro, pequeñas y medianas empresas serían parches, y no soluciones definitivas al distorsionado sistema económico dominicano.
El director del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES) hizo el planteamiento al analizar los alcances de la propuesta del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, sobre la eliminación de los anticipos del Impuesto sobre la Renta para esas empresas.
“Políticas específicas a las pymes generarían incentivos perversos en la economía, dado que muchos pequeños y medianos empresarios no buscarían crecer sus empresas para mantener los privilegios o beneficios diferenciados que se crearían.
“En lugar de crecer sus empresas, habrían incentivos de crear nuevas empresas de menor envergadura para disfrutar de regímenes preferenciales”, afirmó Selman.
Asimismo planteó que con un régimen de incentivos para las pymes las grandes empresas buscarían dividir sus negocios en pequeños y medianos para gozar del tratamiento diferenciado. Esto sería parte de las consecuencias secundarias no deseadas y de las cosas que no se ven en economía.
Al hacer ese planteamiento Selman considera que la solución al sistema económico dominicano, como un todo, sería simplificar las leyes y regulaciones que afectan a la inversión y creación de empresas, y que se asuman políticas públicas que reduzcan los costos transaccionales, operacionales y de producción en la economía.
“Existen múltiples factores que penalizan la inversión y la producción, como procesos burocráticos complejos y que toman tiempo, corrupción, falta de un régimen de consecuencias, altos costos de la energía eléctrica para industrias y comercios, un sistema tributario complejo con altas tasas, altos costos de los combustibles y altos costos del transporte de carga, para mencionar solo algunos. Todos estos elementos están presentes por políticas públicas que están penalizando vivir y hacer negocios en la República Dominicana.
“Reducir las barreras a la inversión y reducir la estructura de costos para todos sería la solución. No pensemos en más parches”.
Generación de riquezas. Selman destaca que si bien es cierto que las pymes generan riquezas, la única razón por lo cual se debate asumir políticas públicas específicas a las de República Dominicana es porque existen diversas distorsiones en el sistema económico que penaliza la creación de empresas en la formalidad y altos costos en la estructura de producción interna que penaliza a todos por igual.


COMENTARIOS