Incertidumbre rodea anuncio de diálogo en Venezuela

A123

La confirmación de un nuevo proceso de diálogo político entre el Gobierno y la oposición venezolana ha generado incertidumbre en la población, mientras los ciudadanos esperan la elección de alcaldes del 10 de diciembre, la tercera votación que se celebrará en el país en los últimos seis meses. Aunque el jueves se hizo el anuncio de que las conversaciones directas entre delegados del Gobierno de Nicolás Maduro e integrantes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se reanudarán el próximo miércoles en República Dominicana, ayer ninguna de las fuerzas ofreció detalles al respecto. Hasta ahora se desconoce el formato de las reuniones en Santo Domingo y los métodos que se adoptarán para procurar las “garantías” de cumplimiento de los acuerdos, un aspecto ampliamente requerido por el antichavismo.
Entretanto, el partido del opositor bajo arresto domicialiario Antonio Ledezma, Alianza Bravo Pueblo (ABP), señaló que si bien no se niega al diálogo, sí rechaza que se haya replanteado “a escondidas”.
En un comunicado difundido ayer por los medios, la organización política aseguró que se enteró del diálogo “como un hecho ya cumplido” este jueves, luego de la rueda de prensa en la que se dio el anuncio, lo que, a su juicio, “deja en evidencia” que la “supuesta unidad” opositora “repite los errores de hacer jugadas a escondidas”.
ABP, que forma parte de la MUD, sostiene que este “mal llamado” diálogo llevará a reincidir en un diálogo “manipulado” en una sede cuyo gobierno, -el del dominicano Danilo Medina- aseveran, “no ha disimulado simpatías” con la llamada revolución bolivariana.
Una postura más antagónica reafirmó este viernes la formación Vente Venezuela de la exdiputada María Corina Machado, que realizó en Caracas una reunión de sus coordinadores de todo el país en la que reiteraron que no apoyarán “ningún diálogo de espaldas a Venezuela que siga dándole oxígeno al régimen”. A través de su cuenta en la red social Twitter, Machado indicó que el Gobierno ha usado el diálogo para “parar la calle”


COMENTARIOS