Independencia de Cataluña es un proyecto totalitarista

El embajador español Alejandro Abellán.

El embajador de España en la República Dominicana, Alejandro Abellán, consideró ayer que las intenciones de convertir a Cataluña en una nación independiente del Reino de España no es más que un proyecto totalitario, autoritario, de imposición de la voluntad que se nutre del racismo, la xenofobia y la exclusión, frente a la pluralidad y la riqueza de una sociedad como la catalana.
El diplomático emitió esas consideraciones en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, donde expresó que lo que ha ocurrido en Cataluña no tiene explicación lógica, pues se trata de una de las comunidades autónomas más ricas de España.
“Pero dirigentes políticos se han empeñado en un proyecto de ruptura, de imposición de una Cataluña monolítica que no existe en la realidad, una negación de la pluralidad y de la complejidad de la sociedad Catalana, y la imposición de un modelo autoritario, totalitario, excluyente y contrario a la legalidad”.
Porque tratan de imponerse violando las disposiciones legales, destacó Abellán.
El primero de octubre se realizó un referendo de autodeterminación, convocado por el Gobierno catalán, para decidir la independencia de esa comunidad autonómica.
Aunque previamente el Tribunal Constitucional de España determinó que ese referendo era inconstitucional, los catalanes asistieron a los centros de votación y fueron enfrentados por la Guardia Civil.
Los enfrentamientos dejaron un saldo de más de 800 heridos, según reportes de prensa.

El uso de la fuerza. A Abellán se le preguntó por qué el Gobierno español optó por el uso de la fuerza durante el referendo, si de antemano se sabía que era inconstitucional.
“Yo creo que el Gobierno de España ha manifestado su pesar por la violencia que se produjo ese día, creo que es evidente que se magnificó la violencia que hubo en Cataluña porque hubo una fortísima manipulación.
“Creo que al final lo que hay que hacer es una reflexión sobre quienes están tensando la situación y provocando la violencia. No hay duda que hubo violencia física, pero creo que fue menor de lo que se hizo hacer creer de manera interesada”, afirmó.
Asimismo consideró que la responsabilidad de la violencia “que pudo haber habido” la tienen aquellos que utilizan las instituciones públicas y sus presupuestos en favor de un proyecto de ruptura de la ley.

Promueve el diálogo. Ante las diferencias con el Gonierno catalán, el Gobierno de España siempre ha manifestado su voluntad de diálogo en el marco de la legalidad para atender los reclamos que fueran menester, pero no va a aceptar que se rompa la legalidad, dijo Abellán.


COMENTARIOS