Indicadores de pobreza

Ubi Rivas.

En la sexta rendición de cuentas al país en conmemoración del 174 aniversario del acta de nacimiento de la patria, el presidente Danilo Medina, conforme al criterio del suscrito expresado en mi entrega de ayer a Hoy, precisó que entre su primer mandato constitucional a hoy, la clase media creció de un 22.6% a un 30%, y la pobreza redujo de 39.7% a 25.5%.
La clase media, se ufanó el gobernante, creció a niveles históricos de 7.4% en cinco años, y en ese capítulo, contrario a todos los anteriores, discrepo con el mandatario.
Los sueldos promedio tanto del sector público como privado no exceden los RD$15 mil, cuando la canasta promedia RD$30 mil, y por ende, el costo de la vida no se solventa con ese salario, y es por eso que la economía informal sube al 56%, porque buhoneros de semáforos devengan mucho más que el salario mínimo, sin pagar ITEBIS.
Los periodistas y productores de programas por las ondas hertzianas que ejercemos la comunicación con independencia de partidos políticos, diferente a otro orondo litoral, pasamos por una coyuntura asaz difícil.
El mayor patrocinio es oficial, y confrontamos instituciones con retrasos de pagos de hasta cinco meses, y otras suspenden los contratos en enero y febrero, reiniciando la facturación en febrero, para cobrar en marzo, pero el ritmo de la vida no puede detenerse.
En esa coyuntura mortificante, nos endeudamos con los bancos, y las tarjetas de crédito siempre están repletas.
Es decir, el crecimiento de prosperidad aludido por el presidente Medina es relativo, y mi clase media desciende a cuarta, cuando muchas veces carecemos de recursos hasta para acudir al supermercado.
Si el presidente Medina ignoraba esas realidades, está enterado por que la clase media nuestra es cuarta.


COMENTARIOS