INDISPENSABLE José Ramírez es el pilar de los Indios

Cleveland Indians' Jose Ramirez watches his two-run home run off Chicago White Sox relief pitcher Chris Volstad during the seventh inning of a baseball game Thursday, June 14, 2018, in Chicago. Francisco Lindor also scored. (AP Photo/Charles Rex Arbogast)
Cleveland Indians' Jose Ramirez watches his two-run home run off Chicago White Sox relief pitcher Chris Volstad during the seventh inning of a baseball game Thursday, June 14, 2018, in Chicago. Francisco Lindor also scored. (AP Photo/Charles Rex Arbogast)

En nuestro análisis divisional de esta semana, examinaremos a cada “Jugador Más Indispensable” en la División Central de la Liga Americana.
Esto, por supuesto, no debe confundirse con el Jugador Más Valioso en cada equipo. El Jugador Más Indispensable podría ser o no ser el mejor jugador de un club, pero sí se trata del más difícil de reemplazar debido a la diferencia de talento entre él y su suplente.

Con eso en mente, echémosles un vistazo a los Jugadores Más Indispensables en la Central de la Americana:
Indios: José Ramírez. Mientras que es difícil elegir entre el puertorriqueño Francisco Lindor y Ramírez en este caso, decidimos irnos con el dominicano debido a su contrato.
Cleveland tiene a su candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Americana asegurado por cinco años y US$26 millones, contrato que incluye opciones del club para el 2022 (US$11 millones) y el 2023 (US$13 millones). Dada la clase de pelotero en el que Ramírez se ha convertido para la Tribu, se trata de una ganga. Lindor está bajo control hasta el 2021, pero no está claro si el boricua firmará una extensión a largo plazo o irá año por año con miras a un jugoso contrato en la agencia libre. Eso convierte a Ramírez, de 25 años de edad, en el jugador más importante del club, especialmente dada su habilidad para jugar tanto la segunda como la tercera base.

Reales: Salvador Pérez. No puedes reemplazar a un receptor que ha sido convocado seis veces al Juego de Estrellas, ha ganado el Guante de Oro en cuatro ocasiones y fue nombrado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2015. Pérez también es el principal líder y animador del club, y cuando no está en el lineup, la alineación de los Reales luce extraña. Los Reales cuentan con varios talentosos prospectos de la receptoría, tales como MJ Meléndez, la quinta mejor promesa del equipo según MLB Pipeline. Pero a Meléndez probablemente le faltan algunos años para dar el salto a las Mayores. Hasta que eso suceda, Pérez es indispensable.
Tigres: Nicholas Castellanos. Tarde o temprano, los Tigres probablemente se darán cuenta de cómo es la vida sin Castellanos. Después de todo, el jardinero se convertirá en agente libre después de la próxima temporada, y los Felinos se encuentran en reconstrucción. Por ahora, sin embargo, Castellanos es pieza fundamental en su lineup, con ese bate de peso que puede producir carreras con un solo swing. También es lo más cercano que los Tigres tienen a un líder que puede levantar el ánimo del club en momentos difíciles. El eventual regreso de Miguel Cabrera podría cambiar esto, pero mientras el venezolano esté fuera de acción, los Tigres necesitan a Castellanos.

Mellizos: José Berríos. Convocado al Juego de Estrellas por primera vez este año, el derecho puertorriqueño ha continuado su ascenso como un abridor de primera clase con una temporada impresionante tras su campaña revelación en el 2017. Su arsenal es increíble, incluyendo una curva casi imbateable con movimiento tipo frisbi, aunque se mete en problemas cuando no puede comandar su recta. Es considerado como uno de los peloteros que más duro trabaja en el club y a menudo publica sus prácticas durante la temporada muerta en las redes sociales. Es la clase de abridor que los Mellizos han estado tratando de desarrollar durante años, y el muchacho todavía tiene espacio para mejorar tras de por sí un estelar arranque de su carrera.