Informe JCE sobre escáneres: Hubo improvisación, falta de control y carencia de plan de trabajo

Foto de archivo. Fuente externa.
Foto de archivo. Fuente externa.

La Junta Central Electoral (JCE) reseñó hoy en la publicación del Informe completo realizado a los escáneres usados en las elecciones del 2016, una serie de irregularidades que se extiende desde el momento de la compra y entrega de los equipos, hasta la falta de estrategia y planificación para que los personas que lo iban a manipular.

Al principio del documento colgado en el portal de la institución, los técnicos presentan un detalle minuciosos denominado “resumen ejecutivo, en el que cuestiona la improvisación en el manejo y adquisición de los equipos, así como la falta de control y la carencia de un plan de trabajo integrado a un plan estratégico y al calendario electoral.

“Esto se veía venir con el hecho de firmar un acuerdo de tecnología, con todo lo que esto implica, y modificaciones de ampliación al acuerdo, a menos de 75 días de las elecciones. Pero, esta falta de control se hace claramente evidente al aceptar la entrega de los equipos a pocos días de las elecciones”, indica.

El ex presidente de la JCE Roberto Rosario, muestra un ejemplar del equipo/Foto: Fuente externa.

El ex presidente de la JCE Roberto Rosario, muestra un ejemplar del equipo usado en las elecciones del 2016/Foto: Fuente externa.

Resalta que los dispositivos destinados a la formación del personal se recibieron el 28 de marzo de 2016, dejando tan solo 48 días disponibles antes de las elecciones para hacer todas las pruebas de lugar y capacitar a 19,148 personal técnico en el uso y administración de los mismos; “lo cual afectó directamente de forma negativa la calidad de las pruebas y de los adiestramientos, dando como resultado una capacitación apresurada”.

“Desde la primera prueba se detectaron fallos en los equipos. En ninguna prueba se pudo conseguir que se transmitiera más del 74% de los Colegios Electorales que participaban en cada prueba”, precisa.
Señala que las recomendaciones técnicas fueron obviadas debido a la constante improvisación y premura del proceso; mientras que en cuanto al software, “esto permitió que fallas graves reportadas desde el inicio quedaran sin resolver”.

Previo a las elecciones la JCE ofreció detalles sobre las pruebas realizadas a los equipos/Foto: Fuente externa.

Previo a las elecciones la JCE ofreció detalles sobre las pruebas realizadas a los equipos/Foto: Fuente externa.

“En cuanto a los dispositivos, implicó el ensamblaje de los mismos con fallas inaceptables para su uso en un proceso electoral. Esto último quedó demostrado por más de 4 mil unidades que, solo de problemas de hardware, fallaron tanto en las pruebas como en las elecciones“, puntualiza el informe ejecutivo.

Considera que todas las modificaciones, arreglos y mejoras solicitadas debieron ser sometidas y arregladas dando cumplimiento a la garantía; además de que el principal problema detectado ha sido el del conteo de las boletas, “el cual no fue arreglado a pesar que se destinó una partida con un valor de US$ 3,979,520.00 dólares americanos por el concepto de Mejoras a los equipos de Identificación y Registro; partida que en el punto II.2.2 del Anexo I define como su objetivo precisamente atender este tema de las boletas”.

“Debemos señalar que a sabiendas de los fallos y los desperfectos físicos de los equipos, teniendo conocimiento de que algunos de estos requieren de mantenimientos básicos necesarios como es el cambio de las baterías, no fueron sometidos a reparación en cumplimiento de la garantía. Las reparaciones en base a la garantía de los mismos suceden recientemente con esta nueva administración, la cual advierte esta necesidad y exige el cumplimiento de la misma”, agrega.

Entrega de los primeros equipos al ex presidente de la JCE, Roberto Rosario/Foto: Fuente externa.

Entrega de los primeros equipos al ex presidente de la JCE, Roberto Rosario/Foto: Fuente externa.

Entrega de equipos. Asimismo, en su informe, la JCE cita que en la investigación quedó evidente una falta de planificación y de control en el proceso de entrega y recepción de los equipos a los auxiliares técnicos. “Esto permitió que se extraviaran unidades completas de un colegio electoral o partes de los mismos”.

Citó que el desempeño de los equipos, conforme a las expectativas contratadas, fue muy pobre, tras indicar que un 36% de los Colegios Electorales no transmitió ningún dato y aproximadamente el 58% de las Relaciones de Votación del nivel C1 fueron procesadas de forma manual debido a que no se pudo completar el proceso desde los Colegios Electorales.

“Por cuanto, luego de revisar el diagnóstico realizado a las unidades de registro y escrutinio, y habiendo ponderando los problemas técnicos de los equipos juntos con los fallos de software, salvo su mejor parecer, sugerimos no hacer uso de los mismos en procesos electorales futuros”, agrega.

Costo de equipos. El informe explica que el 11 de febrero de 2015 se convocó la licitación JCE-CL-LPI-012015 en busca de nuevas tecnologías que permitiera mejorar los tiempos de respuesta en elecciones de alta complejidad como las congresuales y municipales, la cual fue adjudicada a la compañía Indra Sistemas, S.A. en fecha 5 de diciembre de 2015 por un monto de US$ 31,831,680.00 dólares americanos (ITBIS incluido).

Cita que para el día 16 de enero de 2016, se recomendó ampliar los servicios de Hardware y Software contratados, lo que generó un nuevo acuerdo contenido en el Anexo I del contrato, mediante el cual se adquieren nuevos componentes y servicios, además de modificar el tipo de impresora propuesta originalmente.

“Esta ampliación del proyecto representó un aumento de US$ 7,960,796.8 millones de dólares americanos, un 25% del monto original, elevando el costo total del proyecto a U$ 39,792,476.80 dólares americanos”, reseña el informe.


COMENTARIOS