INFOTEP y la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Pastelería de Higüey

A1

Importantes cambios se han perfilado en la industria de servicios turísticos en la República Dominicana, especialmente en Puerto Plata, La Romana, San Pedro de Macorís y La Altagracia, con bases en una mayor estabilidad económica del país, con procesos crecientes de inversiones públicas y privadas y una mayor apertura hacia el exterior, y un consiguiente aumento, motivado por la competencia, de mayor control de calidad de los servicios y de los bienes que se ofrecen en esos polos.
Cabe señalar al respecto que este nuevo perfil económico ha tenido un impacto gradual en la educación universitaria, obligando a los centros a reorientar la formación de profesionales focalizados en las áreas de mayor desarrollo. De allí que el Estado dominicano asume un importante papel a través del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) con la finalidad de contribuir a la formación y capacitación de los recursos humanos, para que haya desarrollo y adaptación de tecnología en las diferentes áreas de inversión.
El pasado 22 de febrero, el INFOTEP, de la mano del presidente Danilo Medina, inauguró la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Pastelería, en las reestructuradas instalaciones del antiguo Hotel Naranjo, en Higüey, levantada con recursos del INFOTEP y cofinanciada por la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD).
El proyecto de alianza entre INFOTEP y AFD se redimensiona con la asesoría técnica y docente de la Escuela Hotelera de Avignón, Francia, donde se definen políticas de formación en atención a una industria turística, que necesariamente incluye lo más avanzado en tecnología de servicios, lo que garantiza una formación educativa a corto y mediano plazos, para satisfacer las necesidades de personal especializado en una zona que maneja el 68% de los turistas que vacacionan en el país.
Dentro de este marco de referencias, el centro no solo formará a los técnicos en hotelería, gastronomía y pastelería que demanda la provincia, sino que podrán acceder jóvenes de todo el país y la Escuela está diseñada con capacidad para atender la demanda de formación de personal en mercados/escenarios nuevos, crecientemente, dinámicos, competitivos y sofisticados de la región del Caribe y Centro América.
A largo plazo, si se acepta una cuota relativa de inversión en programas como la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Pastelería de Higüey -y haciendo un paralelismo con las universidades-estos centros son técnicamente más revolucionarios que las propias universidades, porque no hay la dispersión curricular, la formación es más focalizada y a corto plazo, por lo que puede considerarse de mayor eficiencia y a un costo muy por debajo de una academia superior, lo que podría impulsar que este modelo formativo-laborar se traslade a todo el sistema social, incluyendo a la propia universidad, donde acudirían muchos de los egresados en busca de un grado universitario.
Por otro lado, estos modelos de formación técnicos, en una economía de mercado, aportan una muy saludable cuota de eficiencia a la industria, y hay que tener en cuenta que tiene otros objetivos, además de la eficiencia, entre los cuales se puede señalar la equidad género, donde jóvenes de ambos sexos y de familias de bajos ingresos se formarán en igualdad de condiciones, lo que normalmente no proporciona el mercado educativo privado.
Las ventajas del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) son las vías de contacto con el mundo productivo, a fin de compenetrarse con la realidad económico-tecnológica, que están relacionadas con las acciones de colaboración técnica con las empresas, como mecanismos que ayudan a la retroalimentación del sistema, no importa las áreas porque, como decía en la inauguración Rafael Ovalles, director del INFOTEP, este es un complejo educativo que tiene como estrategia la formación continua en centros, formación dual, maestro técnico, diplomados, certificación por competencia, habilitación, complementación y validación ocupacional.
Sin embargo, lo más importante en el INFOTEP es el trabajo de enlace con los sectores empresariales y laborales que permite -entre otras cosas- que la información llegue con fluidez, oportunidad y precisión; a fin de avanzar en un mejor conocimiento de la realidad; incluyendo el contacto con otras instituciones de educación técnica, así como con instituciones del sector público: universidades y centros de investigación científico-tecnológica.
Creo, finalmente, que la juventud dominicana y la industria hotelera nacional tienen en la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Pastelería una aliada, para la formación de jóvenes a corto plazo e ingresar calificados al mundo laboral y para los inversionistas turísticos, un medio que les proporcionará personal altamente capacitado para las diversas áreas de la industria.
Eso, es lo que la sociedad dominicana espera de instituciones con el INFOTEP y de funcionarios como Rafael Ovalles, eficiencia sin estridencia. ¡Enhorabuena!


COMENTARIOS