Inmigrantes en RD requieren políticas inclusión social

Isidoro Santana, Ministro de Economía,  Sonia Vásquez, Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Wilfredo Lozano Sociólogo investigador de la  Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI- 2017), Alexandra Izquierdo, Directora nacional de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), Frank Cáceres, Director del Departamento de Censos y Encuestas de la ONE. Durante el Almuerzo Semanal Periódicos Hoy, El Nacional y El Día 27 de Junio del 2018 Santo Domingo Rep. Dom. 27 de junio de 2018. Foto Pedro Sosa
Isidoro Santana, Ministro de Economía, Sonia Vásquez, Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Wilfredo Lozano Sociólogo investigador de la Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI- 2017), Alexandra Izquierdo, Directora nacional de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), Frank Cáceres, Director del Departamento de Censos y Encuestas de la ONE. Durante el Almuerzo Semanal Periódicos Hoy, El Nacional y El Día 27 de Junio del 2018 Santo Domingo Rep. Dom. 27 de junio de 2018. Foto Pedro Sosa

Los resultados de la Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI-2017) conllevan a diseñar y ejecutar una serie de políticas públicas en materia de salud, educación y otras áreas en procura de la inclusión social de la población de origen extranjero que muestra mayores rezagos con relación a la metas de desarrollo que se ha trazado la República Dominicana.
Por ejemplo el 24.5% de los inmigrantes son analfabetos, cifra que sube al 27% de los que nacieron en Haití; un 86.9% no cuenta con seguro de salud, llegando al 95% para los que provienen en Haití y un 68% de las mujeres no usan métodos anticonceptivos, entre otros indicadores.
El tema lo plantearon el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana; la representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), Sonia Vásquez; la directora de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), Alexandra Izquierdo; el director de Departamento de Censos y Encuesta de la ONE, Frank Cáceres y el investigador Wilfredo Lozano durante su participación en el Almuerzo del Grupo de comunicaciones Corripio.
Según los resultados de la ENI-2017, presentados el pasado mes, la población de origen extranjero residente en la República Dominicana es de 847,979 personas, lo que representa un 8.3% del total del país.
De esta cantidad 570,933 nacieron en otros países, y por 277,046 son descendientes. Esto significa que los inmigrantes constituyen el 67.3% y los nacidos en la República Dominicana equivalen al 32.7% de la población total de origen extranjero.
El 88.5% de esta población de origen extranjero es nacida en Haití y/o descendiente de inmigrantes haitianos. Mientras que el 11.5% es de origen de otros países.
Intervenciones. El ministro Santana consideró que la encuesta es muy útil a los fines de evaluar y ejecutar políticas públicas debido a que la población inmigrante ha ido incrementándose y que con relación al último levantamiento del 2012, aumentó en 46,000 personas.
Manifestó que la encuesta permite conocer detalles cómo y dónde habitan; qué hacen, condiciones de salud, educación e ingreso de los inmigrantes lo que sirve a mejorar las políticas públicas.
Destacó que para los planificadores la información estadística es crucial y fundamental para el gasto público, ya que el Estado debe proveer servicios sin discriminación.
“Me han preguntado si el Estado tiene que preocuparse de los temas de salud, de educación de la población inmigrante y les digo: imagínense ustedes si de un programa de salud preventivo como de vacuna contra enfermedades infecto-contagiosas dejamos fuera a los inmigrantes, qué ganaríamos con ello porque al final si se va contagia la enfermedad no va preguntar a nadie si es inmigrante”.
Igual dijo sucede con educación, sector en el que el Estado está tratando de eliminar el analfabetismo, por lo que se no podría crear segregación que aumente este indicador.
En similares términos se expresó Vásquez, al plantear que habrá que diseñar una política especial de cómo se va alfabetizar una población que independientemente de su estatus migratorio vive en la República Dominicana.
Recordó que para Naciones Unidas declarar un país libre de analfabetismo no importa el estatus migratorio de las personas, sino que se toma en cuenta la población en general.
Agregó que hay una población en términos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se está quedando atrás, puesto que viven en mayor pobreza y sin acceso a la seguridad social.
Otro reto son las implicaciones en la tasa de fecundidad y las enfermedades de transmisión sexual, ya que la mayoría de las haitianas y venezolanas no usan anticonceptivos.

Mientras que Izquierdo señaló que no se trata solo de conteo, sino un instrumento de trabajo en materia migratoria y desarrollo. “No es solamente el tema de cuanto haitianos hay o venezolanos, es el tema de las remesas, el analfabetismo, tipo de población, la educación, la salud”, expresó,

En tanto que Lozano señaló que esta segunda encuesta muestra que el país está frente a un sistema migratorio bien articulado, cuya racionalidad se puede entender lo que es clave para producir políticas de intervención.

Señaló que la ENI-2017 indica que se requiere articular un sistema institucional, al destacar la puesta en funcionamiento del Instituto de las Migraciones, el cual necesita mayor fortaleza.
Agregó que la sociedad civil y las academias deben involucrarse en la educación a la población para que entienda el fenómeno migratorio ligado al desarrollo. “Estamos ante un instrumento imprescindible para generar intervenciones exitosas”, dijo.
Percepción. En cuanto a las críticas a la ENI, Santana insistió en que todo el mundo tiene su percepción de la cantidad de inmigrantes que hay en el país, lo cual lleva concepciones erróneas y prejuicios.