Inversión infraestructura es fundamental para desarrollar producción agropecuaria

Bayahibe, La Altagracia.  Con el panel Inversión y Desarrollo Productivo Agropecuario, se inicia el segundo día de trabajo en el XIX Encuentro Nacional de Líderes del Sector Agropecuario, organizado por la Junta Agroempresarial Dominicana. Representante del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Miguel Coronado Hunter.  Hoy/Fuente Externa 6/9/18
Bayahibe, La Altagracia. Con el panel Inversión y Desarrollo Productivo Agropecuario, se inicia el segundo día de trabajo en el XIX Encuentro Nacional de Líderes del Sector Agropecuario, organizado por la Junta Agroempresarial Dominicana. Representante del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Miguel Coronado Hunter. Hoy/Fuente Externa 6/9/18

BAYAHIBE, La Altagracia
El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Miguel Coronado Hunter, afirmó ayer que la inversión en la infraestructura agrícola es fundamental para desarrollar la producción agropecuaria de la República Dominicana.
Dijo además, que el cambio climático amenaza la producción agropecuaria por las temperatura extremas, sequías, lluvias más intensas y frecuentes, inundaciones y otros factores que cambian los patrones de producción.
Al tratar el tema inversión, infraestructura y desarrollo productivo agropecuario, en el XIX Encuentro Nacional de Líderes del Sector Agropecuario, organizado por la JAD, Coronado Hunter señaló que desde 2009 el BID ha financiado cerca de 5 mil millones de dólares (el 50% de su cartera) en financiamiento de la demanda regional de infraestructura. Eso incluye, dijo, caminos rurales, electrificación rural y gestión integrada de cuencas.
También informó que un estudio reciente del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) prevé una pérdida de un 60% en la producción de banano de la República Dominicana, como consecuencia del cambio climático.
El representante del BID en el país señaló que en América Latina y el Caribe hay una brecha considerable de infraestructura y que varios estudios concluyen en que la región necesita invertir al menos un 5% del PIB en infraestructura durante un periodo de tiempo prolongado.
Agregó que el promedio anual de inversiones en infraestructura en América Latina y el Caribe para el periodo entre 1992 y 2013 fue del 2.4% del PIB.
Explicó que los estudios realizados por el BID y organismos multilaterales indican que para cerrar las brechas de infraestructura, America Latina y el Caribe deberían incrementar sus inversiones para pasar de la media actual del 3.5% del PIB regional al 5% durante los próximos 30 años.
Dijo que, tomando como correctas esas estimaciones, la región requeriría una inversión adicional en infraestructura del 2.0% al 2.5% del PIB, o sea, unos US$120,000 millones a US4150,000 millones anuales, en base al PIB del 2013 de la región.
Agregó que también son indispensables las regulaciones y una mayor capacidad institucional que permitan asignar eficientemente el uso del agua, aplicar seguros contra los eventos climáticos adversos e implementar innovaciones en el ciclo productivo.
Coronado Hunter indicó además que la provisión de servicios de infraestructura afecta directamente al crecimiento económico y a la productividad de la economía de una región.
También indicó que la infraestructura rural es indispensable para mejorar la calidad de vida de las personas.
Precisó que la República Dominicana tiene espacio para mejorar en el financiamiento de la estructura rural-agrícola para mantener su competitividad y diversificar su estructura productiva, incluyendo esquemas de asociación público- privada.
Señaló que en el país hay una creciente demanda de energía, alimentos y servicios y que necesita el desarrollo de un enfoque multidimensional.
Tanto el país como la región, puntualizó, deben tomar en cuenta la sostenibilidad de las infraestructuras al momento de invertir.
Agregó que no deben perder de vista las nuevas tendencias de infraestructuras resilientes con parámetros de adaptabilidad al cambio climático y la necesidad de adoptar soluciones basadas en la naturaleza para afrontar la demanda actual y futura de recursos hídricos en la región.
En las actividades del encuentro de la JAD, encabezado por el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, también expusieron Isidoro Santana, ministro de Economía, Planificación y Desarrollo; y Carlos Eduardo González, del CIAT.


COMENTARIOS