Investigan Óscar Arias por decretos irregulares 2008

FILE - In this Nov. 13, 2015 file photo, Costa Rican 1987 Nobel peace laureate and former president of Costa Rica, Oscar Arias, looks at the media during the opening ceremony of the XV World Summit of Nobel Peace Laureates at the University in Barcelona, Spain. Costa Rica's Attorney General's Office confirmed on Aug. 22, 2018 that it filed charges against Arias related to his decree on the failed open-cast gold mine Crucitas. His decree declared the site of "public interest and national convenience," which allowed the area to be reopened for gold mining, tree cutting, among other things.  (AP Photo/Manu Fernandez, File)

El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias afirmó ayer que se siente tranquilo y confiado en su inocencia tras la acusación de la Fiscalía por la firma de decretos aparentemente irregulares en 2008 a favor de un fallido proyecto de minería de oro. “Me siento tranquilo. Vamos a ir a demostrar ante los jueces, que son honorables e imparciales, mi inocencia”, declaró Arias, de 77 años.
El expresidente 1986-1990 y 2006-2010 aseguró que durante su vida le ha servido al país “con total desinterés” y que en todos sus actos recordaba “el juramento de no fallarle al pueblo de Costa Rica”. “Cualquier presidente de este país y de cualquier país del mundo les va a poder decir lo mismo- uno tiene plena confianza en los técnicos de los ministerios y en los departamentos legales, que son los que redactan un decreto”, declaró.
La Fiscalía General informó hoy de la acusación contra Arias por el delito de prevaricato (emisión de resoluciones contrarias a la ley o basadas en hechos falsos), el cual se castiga con penas de cárcel de entre dos y seis años.
El caso se remonta al año 2008, cuando Arias, durante su segundo mandato, y su entonces ministro de Ambiente y Energía, Roberto Dobles, firmaron decretos para declarar de interés y conveniencia nacional el proyecto de minería de oro Las Crucitas, en la zona norte del país. Los decretos habrían facilitado y agilizado una serie de permisos y trámites, principalmente ambientales y de uso de suelo, a la empresa Industrias Infinito, de la canadiense Infinito Gold.
El proyecto nunca llegó a construirse por completo ni a explotar oro, pues fue anulado por instancias judiciales en 2010 por irregularidades en el proceso.


COMENTARIOS