Irma destruyó 44 viviendas en una comunidad de Montecristi

PALO VERDE, Montecristi.
PALO VERDE, Montecristi.

Como consecuencia de las lluvias y los vientos ocasionados por el paso del huracán Irma por el país, aún permanecen cuarenta y cuatro familias en casas de parientes y amigos en la comunidad de Puerto Juanita,  El Papayo, en el distrito municipal de Villa Elisa, perteneciente al municipio de Guayubín, informó ayer la Defensa Civil de la provincia de Montecristi.

El director provincial del organismo de socorro, Félix Antonio Díaz, dijo que el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), se encargará de reconstruir y levantar nuevas viviendas a las 44 familias que perdieron sus hogares en Villa Elisa. Sostuvo que estas viviendas fueron destruidas por el paso del ciclón.

Asimismo, manifestó que el distrito municipal de Palo Verde, donde cientos de viviendas resultaron inundadas, solamente faltan por reubicar quince personas de nacionalidad haitiana, quienes ayer permanecían refugiadas en un centro educativo. Explicó que en el liceo donde están los extranjeros ubicados en calidad de desplazados no se imparte docencia en estos momentos.

Díaz informó que el pasado domingo la Defensa Civil , acompañó al director general de los Comedores Económicos, Nicolás Calderón y al gobernador   Marcelino Cordero, durante un recorrido por distintos sectores y municipios donde hicieron entrega de raciones alimenticias a las familias afectadas por las inundaciones.

Las autoridades informaron que cuando baje el caudal comenzarán a realizar un levantamiento general  con todos los sectores, para determinar el nivel de los daños a la agricultura, especialmente en la producción de banano y arroz.

Fumigar zonas afectadas

En el municipio de Castañuelas, el director de la Defensa Civil de esa localidad, Rodis Lockhart, dijo que después de las inundaciones lo que se aconseja es la fumigación de las viviendas, para prevenir que se propaguen las plagas como conciencia de las aguas estancadas.

“Las aguas bajaron porque se hizo el trabajo. Falta una fumigación en el pueblo, porque con las aguas caídas, las casas quedaron contaminadas y se debe fumigar para que se vayan las plagas”, explicó.

Lockhart dijo que de un total de 184 viviendas inundadas en el municipio de Castañuelas han distribuido alimentos a la mitad de los afectados que viven en esos lugares.


COMENTARIOS