Hoy Digital

Ismael Reyes: Marcha Verde representa una esperanza ante debilidad exhibida por los partidos políticos

El candidato presidencial y presidente del Partido Demócrata Institucional, PDI, Ismael Reyes, expresó que el pueblo está exigiendo un cambio radical en la República Dominicana por la desesperanza reinante y la frustración de la población con el presidente Medina y con la alta dirección del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), bando que ha sembrado la incertidumbre y la falta de fe en el futuro del país por los niveles de robo y saqueo del patrimonio nacional que hacen sus más altos dirigentes.

“Estamos viendo con mucha pena lo que está ocurriendo en el país, porque nadie niega la situación de debilidad en que se encuentra la oposición debido a la desventaja en que se encuentra frente al poder omnímodo ejercido por la organización morada que una vez levantó la bandera de los principios, la moral y la ética, para luego olvidarse de sus promesas, una vez llegaron al poder”, declaró el líder del PDI.

Consideró que los gobiernos del PLD han desorganizado a la República Dominicana, a la  que han convertido en un botín de guerra repartiéndose las instituciones y los cargos públicos como herencias personales para hacerse millonarios a la carrera a costa del empobrecimiento sostenido y acelerado de las grandes mayorías.

Sostuvo que eso ha provocado que cientos de miles de millones pesos que deberían haber sido invertidos en la solución de nuestros problemas y necesidades más urgentes, hayan ido a parar a los bolsillos de esos funcionarios corruptos y desaprensivos.

“Todos esos recursos apropiados en forma mañosa y alevosa, dilapidados por un gobierno irresponsable, hoy hacen falta para promover planes de desarrollo, la industrialización del país y la preparación y tecnificación de nuestros recursos humanos conforme a las demandas de los nuevos tiempos. En lugar de eso hoy tenemos a un presidente que está apañando la corrupción y tapando las inmoralidades que cometen sus acólitos en el desempeño de las funciones públicas, lo que ha hecho que la imagen del mandatario ruede por el suelo”, sentenció el aspirante presidencial.

Dijo que la oposición ha cometido muchos errores políticos y no ha sabido capitalizar el descontento social para convertirlo en un factor motorizador del cambio de régimen, mientras que otros se han vendido al gobierno.

En otro orden, manifestó que fue amigo del presidente y que como diputado que fueron ambos, compartieron inquietudes similares, de las que luego abjuró en el poder el presidente Danilo, por lo cual se siente frustrado al ver que el hombre que conoció como legislador, como gobernante ha sido la total negación de lo que una vez defendió y creyó.

Sobre el movimiento Marcha Verde, dijo que éste representa una luz de esperanza en medio de la debilidad de los partidos políticos, a los que está sobrepasando como interlocutores del pueblo, convirtiéndose en una chispa llamada a encender las ansias populares de liberarse de lo que llamó la “plaga morada” y producir una nueva correlación de fuerzas en el año 2020 que sea capaz de expulsar a los corruptos del poder.

Expresó que para ese entonces el país se dividirá en dos bandos: los que abogan por que siga el saqueo y esto continúe por el mal derrotero que va, y los que queremos que en este país se produzca un cambio real de las manos de gente decente que rescaten nuestras instituciones públicas.

Dijo que desde la perspectiva del PDI, tiene fe en que la dinámica de la propia situación propiciará que se produzca un pacto unitario entre los diversos sectores interesados en poner fin a la entronización de la corrupción y la impunidad.