Israel celebra el nuevo año judío 5779 y lo recibe con optimismo

Los judíos de Israel y del resto del mundo celebraron ayer, con la puesta del sol, el nuevo año 5779, al que reciben con miel, granadas y manzanas, para que sea dulce y fructífero.
“A mi me encanta esta fecha porque realmente siento que es el comienzo de algo nuevo y no la relaciono con la religión. En estos días se dan las primeras lluvias, empieza el ‘cole’, se abre el año impositivo…”, declaró a Efe Amanda, una contable de Tel Aviv “Se trata de la celebración de la creación, nada menos, y todo el simbolismo de la fiesta se encuentra en la cena de esta noche, con los alimentos que representan los buenos deseos, dulzor, fertilidad y fuerza”, dijo David Lifshitz, estudiante de judaísmo que considera el Rosh Hashaná (cabeza de año, en hebreo) una fecha “importantísima” para esta religión.


COMENTARIOS