Iván Girona: lucidez ética e intensidad

http://hoy.com.do/image/article/345/460x390/0/4C889FD8-79CF-453B-A06B-4DF91C894555.jpeg

En el panorama del arte caribeño contemporáneo destaca especialmente el impacto visual, el recurso tecnológico -la “multimedia”- y la polivalencia simbólica como principales características de las penúltimas propuestas, las de los llamados “artistas emergentes”.

El caso de Puerto Rico se nos revela un desafío propiciatorio para advertir las espirales, laberintos y transparencias del arte de las nuevas y próximas generaciones. No se trata para nada de una lista exhaustiva, pero el espíritu investigativo, la experimentación con los nuevos medios, la intensa actitud vital y creativa, así como una extraordinaria capacidad significativa se establecen nítidamente en las resistentes propuestas de artistas como Miguel Luciano (pintor e instalador); Chemi Rosado (escultor, instalador, performer) Gamaliel Rodríguez Ayala (pintor, instalador); Pedro Velez (fotógrafo); Ricardo Hernández (escultor, dibujante, instalador) Iván Girona (dibujante, pintor); Wanda Ortiz (pintora, instaladora, performer, multimedia) Fabián Detrás (pintor); Yolanda Velásquez (instaladora) Elsa Meléndez (grabadista, instaladora, curadora); Tristan Reyes (fotógrafo) y Moisés Fragela (pintor).

Lo señalado mas arriba aplica igualmente a los casos de Tamara Liz-Rivera (pintora, instaladora, fotógrafa, cineasta)  Héctor Madera González (pintor, fotografía, multimedia) Rogelio Báez-Vega (fotógrafo); Jason Menna (videocreador, dibujante) Nicole Rodríguez (dibujante, instaladora); Jorge Rito-Rodríguez (videocreador) Edgardo Larregui (pintor, gestor cultural, performer); Karlo Ibarra (instalador, performer); Michel Gratacos (instaladora, performer); Abdiel Segarra (instalador, performer); Norma Vila-Rivera (instaladora, performer); Giancarlo Silva (instalador, performer) y Rafael Miranda (instalador y performer). 

En esta ocasión registramos el caso de Iván Girona (1977), artista cuya poética sorprende por su intensidad imaginativa, crítica, ideológica y ética frente a lo real; por su lucidez de pensamiento; por su frescura visual y por la  ironía demoledora con que deconstruye en imágenes el folklore deslumbrante y cegador de la posmodernidad. Iván Girona posee un diplomado en estudios superiores de la Central High School of Visual Arts y realizó  estudios de Comunicación y Artes Visuales en la Universidad del Sagrado Corazón en San Juan, Puerto Rico.

Entre sus más impactantes participaciones colectivas  se imponen: Décimo Aniversario de la Galería de Arte de la Universidad del Sagrado Corazón, San Juan P.D. (2005); Polverío, Instalación: “Consuming Commerce”, San Juan, P.R.; “Affordable Art: Emergent’s”,  Galería Casa del Arte, San Juan, P.R.; “Artistas Emergentes”, Museo de las Américas, San Juan P.R.(2006); “Botón Delante”, Museo Casa Roig, Humacao P.R.(2007);  Premios/Subasta MOLAA 07, Long Beach, California; “Arte Américas 07”, Miami Beach Convention Center, Miami, Fl. Y “CIRCA Puerto Rico” 07/08, Puerto Rico Convention Center;   Entre sus más recientes individuales  destacan: “Intenso” Carmen Correa Arte Contemporáneo, San Juan P.R. (2007) y “Naufragio de Una Esperanza”, Galería Tamara, San Juan P.R. (2005).

La experimentación con los medios y materiales extrapictóricos se torna fundamental a la hora de Iván Girona materializar sus incisivas reacciones estéticas. Plexiglás, óleos,  acrílicos y metacrilatos constituyen, la mayoría de las veces, los soportes de sus dibujos y pinturas. En sus obras recientes el artista asimila y transmuta  de manera brillante los efectos del apogeo de las técnicas mixtas,  del collage, del graffiti y de la poligrafía contemporánea.

Girona reflexiona y se retroalimenta desde los cimientos contradictorios y especulares de  la opulencia y de la misma miseria de la cultura visual de la posmetropolis: los “mass madia”; la industria publicitaria, el cine, la televisión; la industria sexual, la pornográfica, el comic; la Internet, la virtualidad y su prodigioso caudal de mitos, maravillas, sueños,  leyendas, pesadillas, espejismos y tecnologías ansiolítica

El propio artista declara: “El mundo entero o sistema de cosas nos bombardea diariamente con millones de anuncios publicitarios de un sin fin de productos. Productos y marcas que prometen un estilo de vida de vanagloria y de “alta -sociedad”, hedonismo, satisfacción instantánea, sin importar las implicaciones o violación de ética y valores morales y aun más obviando el valor humanista con desprecio absoluto…

“Un sistema dirigido a simplemente obtener dinero a través de un dictado de lo que debemos ser, comprar o cómo debemos vivir sin ninguna conciencia o respeto hacia el individuo. (Esto en todos los ámbitos.) No intento juzgar, solo reflejar las “costumbres” que hemos adoptado a través de lo medios de comunicación masiva, y plantear la siguiente pregunta…” ¿A qué estado permitimos que esta masa publicitaria dictamine mi vida, cuan envuelto estoy yo en este mundo de farsa?”.