Jaime Alsina: “En el Licey gozamos y sufrimos”

Jaime Alsina, presidente del Licey, da explicaciones a HOY

Griten, quéjense, todo eso es válido, eso se llama ser un gran liceísta.
Así responde el presidente del Licey, Jaime Alsina cuando se entera de quejas de los fanáticos.
“El año pasado los fanáticos querían que ganáramos el campeonato. Se criticó al mánager, a la gerencia, pero eso no lo vemos mal. Nosotros, como los fanáticos, gozamos las victoria, pero también sufrimos las derrotas”, dijo Alsina.
Pero sí les aclara algo:
“Nunca duden que tratamos de hacer lo mejor para ganar. En ocasiones tu tienes a los mejores jugadores, pero las cosas no salen como se esperan, y eso es parte del juego. Pero aquí siempre trabajamos para ganar campeones”, dijo en tono firme.
El Licey genera suficientes recursos
Al tocar el tema de la publicidad y el dinero que debe generarse para sustengar el presupuesto del equipo dijo lo siguiente:
“Tenemos un grupo importante de empresas que corren mucho en el Licey. Hoy día tenemos el soporte necesario para cubrir nuestro presupuesto.
El apoyo de la directiva
Alsina está muy contento con el apoyo de los directivos y ejecutivos de los diversos departamentos.
Tancredo Aybar Jr, Federico González, Domingo Pichardo, Miguel Guerra, Miguel Angel Fernández, Ricardo Ravelo, Rafael Ubeda y los directores departamentales como Idelfonso Ureña y Elvira Trinidad, entre otros.
No le gustan los juegos sábados a las 2
Alsina piensa que el sábado no es el mejor día de las asistencias, y en lugar de jugar a las 2:00 de la tarde, prefiere las 5:00 p.m.
“Se están probando opciones de horarios, no nos oponemos a los cambios, pero preferimos las 5”, expuso Alsina.
Opinión sobre la reparación del estadio Quisqueya
Alsina piensa que lo ideal es que todo esté listo para el 13 de octubre.
No obstante, el presidente del Licey piensa que debe agradecerse la rápida respuesta del presidente Danilo Medina.
“Ya sea el 13, o dos o tres semanas después, los equipos debemos agradecer la inversión del Gobierno y el empeño por resolver el problema”.
En tal sentido, no está en ánimo de atacar a nadie, y más bien se siente alegre por el respaldo.