Joven viajó a la capital a suicidarse; estaría deprimido

Juan Aneury Ramírez Valdez

Bani. Cuando los padres y otros familiares de Juan Aneury Ramírez Valdez, de 30 años, lo vieron salir el miércoles de su residencia en un motor, nunca imaginaron que su intención era viajar al Distrito Nacional para lanzarse del cuarto nivel de la plaza comercial Ágora Mall y morir en la madrugada de ayer en el Hospital General Plaza de la Salud. Estaría deprimido.
El joven, quien residió por años en Estados Unidos, era hijo de los comerciantes Maximiliano Ramírez y María Estela Valdez, y a su regreso al país trabajaba en un negocio familiar de ventas de tornillos en la calle Nicolás Heredia, próximo al mercado.

Una fuente vinculada a la familia reveló que estaba bajo tratamiento médico, debido a una fuerte depresión y ese día partió en su motor hacia la parada de autobuses y se dirigió a la capital donde se suicidó.

En la tarde de ayer el cadáver fue traído hacia esta ciudad, donde es velado por familiares y amigos en su residencia de la avenida Fabio F. Herrera, próximo al Baní Country Club, para ser sepultado esta tarde en el cementerio municipal del kilómetro dos de la comunidad de Escondido.

Familiares que residen en el exterior han regresado para acompañar a su última morada a Aneury Ramírez.
Era sobrino del abogado y exdirigente campesino Héctor Valdez, Negrito, de Arismendy Valdez, médico internista.
En un escueto comunicado, Ágora Mall dijo que el hecho ocurrió a las 10:28 de la noche y que la víctima cayó sobre el techo del establecimiento Circus en el primer nivel.

Expresó que el personal de servicio llamó al equipo médico y a la ambulancia para evaluar las condiciones del ciudadano y que luego del diagnóstico de los paramédicos de la ambulancia, lo llevaron a un centro médico para el seguimiento.

Aseguró que Ramírez fue acompañado por un personal ejecutivo del centro comercial para garantizar la debida asistencia médica.


COMENTARIOS