Hoy Digital

Jóvenes ilegales piden en EU facilidad adquirir ciudadanía

Varios centenares de jóvenes indocumentados reclamaron ayer ante el Capitolio de los Estados Unidos un nuevo estatus que incluya una vía hacia la ciudadanía antes de fin de año, después de que el Gobierno de Donald Trump cancelara el pasado septiembre la Acción Diferida (DACA).
El programa, creado por la Administración de Barack Obama en 2012, permitió eludir la deportación a los jóvenes que habían llegado al país como niños, los llamados “soñadores”.
Bajo el lema “sin papeles y sin miedo”, centenares de manifestantes procedentes de 20 estados diferentes -según los organizadores-, se manifestaron en una marcha desde la Estación Central de Washington hasta el Capitolio federal.
En ella se entonaron consignas como “No a Trump y al Ku Klux Klan; no a unos Estados Unidos racistas” y la protesta se amplió a uno de los edificios del Senado norteamericano. Durante el acto en la oficina legislativa, un total de 15 manifestantes fueron arrestados mientras desplegaban pancartas y fueron acusados de obstruir el paso, según informaron a Efe fuentes de la Policía del Capitolio de los Estados Unidos. “La comunidad está harta y el pueblo americano está harto de que la Administración esté tomando decisiones tontas y de que estén poniendo en riesgo de deportación a los ‘soñadores’”, afirmó a Efe el director regional de la organización, Ricardo Campos, quien cifró en 800.000 el número de jóvenes afectados por la derogación de DACA. Campos pidió a los líderes demócratas y republicanos en las dos cámaras legislativas que elaboren “un proyecto de ley limpio”.