Jueza envía a juicio de fondo a Marlin Martínez y a su hijo Marlon por asesinato Emely Peguero

Isolina

El Primer Juzgado de la Instrucción del Distrito Judicial de San Francisco de Macorís, que preside La Jueza Isolina Peralta, envió hoy a juicio de fondo a Marlon Martínez y a su madre Marlin Martínez, por el asesinato de la adolescente embarazado Emely Peguero, de 16 años de edad.

Peralta estableció que las pruebas presentadas por el Ministerio Público son suficientes para que Marlon y su madre, Marlin, sea condenado en un juicio de fondo, en el caso del primero por asesinato.

“En consecuencia, dicta auto de apertura a juicio en contra de los imputados por la calificación jurídica, primero, de cometer crímenes, actos de tortura y barbarie, asesinato en calidad de autor, y ocultamiento de cadáver; así como a la segunda Marlin Martínez, de cometer complicidad de actos de tortura y barbarie…”

Marlin y Marlon

Peralta decidió además mantener la medida de coerción, consistente en prisión preventiva, para cada uno de los imputados, tras indicar que los presupuestos que dieron origen a la misma no han variado.

También, acogió la querella en lo civil hecha por Adalgisa Polanco y Genearo Peguero, padres de la víctima, “por haber sido hecha de conformidad con la norma, y como padres no tienen que probar el daño sufrido, porque dicho daño se presume “.

Durante la audiencia, previo a la decisión en contra de los imputados, la magistrada hizo un resumen de todas las pruebas aportadas y debatidas en el tribunal por las partes en el proceso, pasando por las testimoniales, la autopsia realizada a la víctima, así como la prueba de embarazo realizada a la hoy occisa.

De igual forma, se refirió a los argumentos que dan cuenta del momento en que el imputado Marlon  llegó con una joven al residencial donde vivía su madre y luego bajó con saco que posteriormente lo entró en un vehículo.

La jueza hizo especial énfasis, para sostener su decisión, en la autopsia realizada al cadáver de Peguero, en la que detalló de manera clara todas las fracturas, hemorragia cerebral, desgarre vaginal, traumas, perforaciones y otras características que presentaba el cadáver.

“Yo estaba confiada en Dios y en la Justicia Dominicana”, expresó a los medios de comunicación la madre de la adolescente, visiblemente compungida.

El cadáver de Emely Peguero fue encontrado en el mes de octubre del año pasado, en estado en estado de descomposición en un saco dentro de una maleta.


COMENTARIOS